No estés pendiente de tus inversiones


Hace un rato he caído en que hace unas semanas compré acciones de telefónica por sus dividendos, y aún no he mirado como van. Es decir, el día en que las compré cerré el bróker y no he vuelto a pensar en ellas hasta hace un rato. 


Me da igual si han subido, si han bajado o si están igual. La finalidad de esta inversión no era ganar dinero rápido si no ganar dinero de forma periódica y constante. Pero vaya, voy a mirar como van ahora mismo. Compradas a 7,951 están a 8,16, +2,63%. Sorpresa agradable (siempre es agradable el verde), pero vaya, esto le resta potencial a la próxima compra que voy a hacer. Ha pasado nada, unas pocas semanas, y el motivo de este artículo no era este. Vamos a ello. 
Cuando alguien me pide consejo sobre como rentabilizar su dinero, me lo pienso dos veces antes de decir que sí. El dinero es un tema delicado y ahora todos somos amigos, pero si te digo algo y me equivoco, ¿Qué? Lo dicho, tema delicado. 

Ya tengo mi plantilla preparada con una extensa explicación sobre lo que uno tiene que hacer si no sabe por donde empezar. Lo más parecido a dar los peces que he pescado previamente, y no me quejo, al contrario. Hay gente a la que aprecio que de no hacerlo así nunca invertirían. Y quiero que inviertan. Todo el mundo debería hacerlo. 

Lo primero que les digo es que hay dos reglas muy básicas, pero vitales, a seguir y no cuestionar. La primera es que el dinero no está garantizado, nunca. Por muy seguro que vaya a ser el activo en el que inviertas, la única forma de no perder dinero es convertirlo en un bien o servicio. La segunda es que el mercado no se mira. No se entra en el bróker cada día a ver si somos un 0,3% más ricos o más pobres. Prohibido. 

Y el resultado es que la gente se acostumbra a saber que pueden tener pérdidas latentes (temporales), pero no se acostumbra a no seguir la evolución de su inversión. Y es el error clave. La falta de desapego es el principal motivo por el cual la gente no gana dinero en bolsa (y otros activos). 

Compra y olvídate. Tu dinero estará ahí cuando vuelvas, no te preocupes. Dedica toda tu energía en ganar más dinero de otra forma diferente. Quizá hasta cuando lo vuelvas a mirar te llevas una grata sorpresa (que ha bajado y puedes comprar a mejor precio J). 

Bromas aparte, es muy importante acostumbrarse a no seguir el mercado a diario. Hay activos que solo debes (porque no hay necesidad) mirarlos una vez al mes o menos. En un fondo Value, por ejemplo, mira el precio cuando vaya a aportar, y si lo vas a hacer cada tres meses pues cada tres meses. 

Muchas de las mejores operaciones que he hecho han sido por sorpresa. Dejar pasar el tiempo y, al final, el tren acaba pasando por la estación otra vez casi siempre. La vez más sonada fue cuando compré hace unos años acciones de Nokia y al año estaba un 65% negativo. Me olvidé completamente, desapego total, y un día vi que Microsoft iba a comprarla. Empecé a seguirla y a los días vendí con un +53% de plusvalía. Estoy seguro de que de haber seguido la cotización a diario hubiera vendido o perdiendo poco (por eso de salgo ya no sea que vuelva a baja…) o ganando poco y menos. 

Así que, compra buenos activos y deja que el mercado haga lo que tenga que hacer. Este consejo te pone dinero en el bolsillo. Feliz semana. 



SUSCRÍBETE PARA RECIBIR TODAS LAS ENTRADAS EN TU EMAIL
APUNTA AQUÍ TU DIRECCIÓN



1 comentario:

  1. Para mí es imposible,lo miro varías veces al día pero no me pongo nervioso.
    Y más cuando estoy deseando comprar.
    No sé si algún día lo conseguiré pero a día de hoy no.
    Pero ver la bolsa caer me gusta xq se compra más.
    Saludos

    ResponderEliminar