¿Eres un ganador o un perdedor?

La diferencia entre un ganador y un perdedor es que el ganador es consciente de sus fortalezas y sus debilidades y el perdedor simplemente no dedica tiempo a pensar en ello.


Ser un ganador en cualquier ámbito de la vida no significa saberlo todo, eso tiene otro nombre, sino tener la capacidad suficiente como para suplir las carencias, bien con una dosis extra de conocimiento o buscando a quien lo tiene. Ser un ganador significa que has llegado a la conclusión que lo más importante que tienes se te escapa de entre las manos sin que puedas hacer nada; el tiempo. Los ganadores pagan por tener tiempo extra. El resto no pagaría nunca porque considera que el dinero es más valioso, o no está dispuesto a intercambiar dinero por tiempo, no lo comprende. Esto es válido hasta cierto punto, obviamente para poder decidir uno debe tener las necesidades básicas bien cubiertas y solo entonces podrá pensar en subcontratar y pagar por ese tiempo.
Tener una mentalidad ganadora no significa salir ganando siempre. Uno puede perder y ser igualmente un ganador. Una vez leí una entrevista que me hizo reflexionar bastante sobre el tema (no he logrado encontrarla), y era sobre un hombre que había sido millonario de 8 dígitos y por una cadena de infortunios había perdido casi todo lo que tenía. En cierto momento el entrevistador le preguntó a qué se dedicaría ahora que ya no era rico, a lo que el entrevistado respondió; no se equivoque, soy un rico sin dinero y lo que haré será lo que sea necesario para volver a ser un rico con dinero.

Impresionante. Piel de gallina. La riqueza, en todo, no está en lo material, está en la mentalidad de cada uno. El que tiene enfoque (lo que dicen los americanos “estar focused”) siempre acaba encontrando el camino adecuado para cumplir sus metas. Se pueden perder batallas antes de ganar la guerra.

He estado años pensando en hacer un canal en Youtube y al final siempre me había echado atrás. Por un lado pensaba, si hay tantísimos vídeos y gente que lo hace no puede ser tan difícil, pero era ponerme delante de una cámara y nada, imposible. Hasta que un día, después de una conversación con una de esas personas que parece que va por la vida a 30.000 voltios, dije que basta, que en la vida hay lanzarse y probar cosas. Si en la vida esperas a que se den las circunstancias perfectas para hacer las cosas nunca vas a hacer nada. Veo los primeros vídeos que he subido y tienen muchas cosas a mejorar. Una buena historia mal contada no la ve nadie, y menos con la de competencia que hay en Youtube. Pero no importa. Lo único importante es haberlo hecho y seguir haciéndolo. Mejorar cada día. Sin expectativas. Porque me gusta. Porque disfruto haciéndolo. Y, aunque parezca en mis primeros vídeos que me están apuntando con una pistola desde detrás de la cámara, disfruté. Disfruté porque es lo que me gusta. Y no hacer lo que te hace disfrutar por temor a las críticas es de perdedor. Y no me considero un perdedor.

En la vida, el éxito más primario que hay que buscar, es que un día mires atrás y no hayas dejado cosas por hacer. Por nada y por nadie. Be a winner, not a loser.







SUSCRÍBETE PARA RECIBIR TODAS LAS ENTRADAS EN TU EMAIL
APUNTA AQUÍ TU DIRECCIÓN



4 comentarios:

  1. Muy bueno Gerard. Pero creo que te falta una cualidad imprescindible: Ambición. Pero en un sentido que tiene muy poco que ver con la acumulación y la avarica y mucho que ver con la curiosidad y ansias de superación. Me he reido mucho con lo de la pistola detras de la camara XDDDD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Greed is Good que decía nuestro amigo Gordon! XDD Abrazo!

      Eliminar
  2. Respuestas
    1. Gracias Esther!!! :-) Ojalá pudiera hacer en Youtube lo mismo que escribiendo XD

      Abrazo!

      Eliminar