13 diciembre 2015

Petróleo para dummies

El 20 de Junio de 2014 el petróleo del Mar del Norte, más conocido como “Brent” marcó su último pico de precio en 114,81 dólares antes de empezar una espiral bajista sin precedentes.


Este Viernes 11 de Diciembre cerró el precio en 37,93 dólares el barril, su precio más bajo desde 2008. Una diferencia muy grande que nos hace sacar algunas conclusiones.

Pero, primero debemos saber porque ha pasado esto. Sencillo, algunos países de la OPEP ven su hegemonía amenazada. En concreto Arabia Saudita no quiere que su cuota de mercado se reduzca a manos de Estados Unidos y el fracking. Ante tal situación, Arabia Saudita decide aumentar la producción a pleno rendimiento e inundar el mundo de petróleo, y lo consigue. Es el mayor exportador mundial, líder de la OPEP y décimo-novena potencia mundial por PIB. Pero, no todo es tan bonito porque Arabia Saudita puede forzar la situación pero hasta cierto punto. El 45 % de sus finanzas dependen de los beneficios que obtiene del petróleo, por lo que un precio demasiado bajo durante demasiado tiempo situaría su economía entre las cuerdas. 



Y todo esto porque lo que hasta ahora era un consumidor neto y primera economía mundial, Estados Unidos, ha llegado a tener una producción propia de autosuficiencia y se estima que en pocos años pase a formar parte del grupo de países exportadores, siendo competencia directa de Arabia Saudita. 

Así que la estrategia de Arabia Saudita de inundar el mundo de petróleo es para forzar el cierre de empresas que usan la fracturación hidráulica (fracking), que usan una tecnología más cara y, por lo tanto, necesitan un precio del barril más caro para ser rentables.

Ahora que ya sabemos por qué ha pasado, debemos pensar como nos ha afectado a nosotros. Cuando hay unos países que pierden, por contrapartida hay unos que ganan, y en este caso España, al ser importador neto, se beneficia mucho de un precio tan bajo. 

Como todos sabemos, los carburantes que usamos todos los días están cargados de impuestos por el gobierno. Si el precio que el gobierno paga por el petróleo es más bajo, ahorra en costes y, como los impuestos que le carga al precio final son los mismos, el beneficio aumenta. Solo hace falta ver lo que ha descendido el precio del barril y lo que ha descendido el precio del carburante.

Y la conclusión que saco de todo esto es que los países exportadores y las petroleras (lo que llaman cártel) nos han estado tomando el pelo durante un montón de años manipulando e hinchando el precio a su libre albedrío. Beneficios ingentes a costa de eliminar competencias. 


SUSCRÍBETE PARA RECIBIR TODAS LAS ENTRADAS EN TU EMAIL
APUNTA AQUÍ TU DIRECCIÓN



3 comentarios:

  1. Muchas gracias por la información, Gerard.
    No conocía estos detalles,tengo que seguir aprendiendo.

    Saludos,
    Roberto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti Roberto. Sin duda este es un tema muy interesante y que hay que seguir de cerca.

      Abrazo,

      Eliminar
  2. a ver como le afecta la subida de tipos de estados unidos al precio del petroleo , normalmente suele subir.

    ResponderEliminar