31 mayo 2015

Descubriendo el Crowdlending

Los amigos de Arboribus, del cual he hablado por aquí alguna vez, creo recordar, han escrito un magnífico post explicándonos un concepto poco conocido como es el crowdlending. Sin duda a tener en cuenta como alternativa real a diversificar una cartera de inversión.




Regulación y evolución del crowdlending

El sector financiero está en constante evolución y empresas como LendingClub, Prosper o Funding Circle, Creditease en todo el mundo o Arboribus en España están liderando el desarrollo del crowdlending. 

El crowdlending es una alternativa de financiación para las pymes en la que, a través de una plataforma online, tanto inversores profesionales como pequeños inversores pueden prestarles dinero y obtener un retorno financiero. Una combinación rentabilidad-riesgo atractiva respecto a otras alternativas de inversión (p.ej. depósitos, la renta fija o la renta variable) y el control y transparencia que se ofrece a los inversores son los pilares que sustentan el éxito del modelo.


La rentabilidad-riesgo de las inversiones en crowdlending

Con tipos de interés que oscilan entre el 5 y el 8% el control de la morosidad es un aspecto fundamental para conseguir una rentabilidad atractiva. En consecuencia, todo está enfocado a reducir y gestionar el riesgo de impago de las empresas. 

El perfil de las empresas financiadas son empresas consolidadas (no startups), con beneficios y con acceso a la financiación bancaria que buscan complementar sus fuentes de financiación y acceder a nueva financiación de forma ágil, cómoda y a costes competitivos. 



Una vez analizadas por profesionales con una amplia experiencia en el análisis de solvencia, se inicia el proceso de financiación en el que los inversores pueden elegir las empresas a las que quieren prestar, el tipo de interés y la cantidad que desea prestar. Sin aportación mínima por préstamo, lo que permite una amplísima diversificación. Y esta es una de las claves del modelo: participar en múltiples préstamos para diluir el impacto de un préstamo impagado en la rentabilidad global. 

Finalmente, la amortización mensual de los préstamos permite reducir el capital expuesto a medida que transcurre el préstamo (y aumenta el riesgo de impago). Este mecanismo proporciona además una cierta liquidez a la inversión.


La transparencia y el control como base del crowdlending

El primer elemento de transparencia se encuentra en la información facilitada a las empresas e inversores sobre el coste de los servicios. Fácilmente comprensible y calculable, las empresas pagan una tarifa de apertura en caso de aceptar la financiación y los inversores una tarifa de gestión a medida que recuperan el capital invertido. No hay ventas cruzadas ni costes condicionados a la contratación de otros servicios.

No menos importante, las plataformas facilitan a los inversores conocer a que empresas prestan su dinero y escoger qué empresas quieren financiar. También el proceso de financiación es totalmente transparente. Tanto las empresas como los inversores pueden ver, en tiempo real, qué cantidad de la financiación ya ha sido comprometida y en qué condiciones.

Otro aspecto crucial es la transparencia en el comportamiento de los préstamos, la situación de los pagos y los niveles de morosidad. Lógicamente, los inversores pueden conocer cuál es el estado de sus inversiones en todo momento. En el caso de Arboribus, facilitamos un informe semanal con el estado de sus fondos, interés medio real de tus inversiones, beneficio obtenidos, morosidad (actualmente de un 0%) y las cuotas pagadas la semana anterior y las que recibirás la semana siguiente.


La regulación y el futuro del crowdlending

Como respuesta a las demandas del sector y con el reconocimiento explícito del potencial de este modelo de financiación e inversión, el pasado 28 de Abril se publicó en el BOE la ley que regula el crowdfunding y el crowdlending en España.


A pesar de la polémica generada por los  límites establecidos para los inversores minoristas, la ley es un buen punto de partida para el desarrollo del sector. Por un lado ofrece mayor seguridad jurídica a todas las partes situando al sector bajo la supervisión del Banco de España y la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). Por otro lado, establece unos requisitos mínimos que contribuirán a asegurar la profesionalidad de las plataformas y una protección razonable a los inversores. 


Además, es razonable esperar que, tal y como está sucediendo en países como el Reino Unido, se empiece a debatir sobre aspectos como los incentivos fiscales (que ya tienen otros productos de inversión) o sobre la posibilidad que Entidades Públicas como el ICO canalicen parte de sus fondos cofinanciando empresas a través de las plataformas de crowdlending.


Si te ha gustado este post y te gustaría recibir más automáticamente en tu eMail solo debes apuntar tu dirección aquí abajo.



Recuerda que tienes que confirmar el eMail que te llegará a tu correo para activar la suscripción.

2 comentarios:

  1. Yo empecé hace algún tiempo a probar con Arboribus y Comunitae. De Comunitae estoy saliendo tan rápido como puedo, de Arboribus sólo puedo habalr maravillas. Polo sopuestos en gestión, seriedad y rendimiento

    ResponderEliminar
  2. Gracias por el aporte Gerard!
    Sin duda una alternativa a tener en cuenta a la hora de diversificar.

    ResponderEliminar