24 agosto 2014

Los peligros de una renta fija que no es tan fija

Muchos de vosotros me preguntáis sobre este tema. Parece ser que una vez se conoce como funciona realmente la renta fija deja un poco impactado al neófito. Su funcionamiento es realmente sencillo y lógico pero, vamos a explicarlo otra vez por encima. 

Por renta fija entendemos comprar un bono, o varios, de una empresa u gobierno. Con el trato de que periódicamente vayamos a cobrar una retribución, previamente pactada, en forma de cupones. Es decir, de antemano conocemos lo que vamos a recibir por parte del que recibe nuestro dinero. Nosotros, como meros acreedores, sólo tenemos que esperar la determinada fecha y poner la mano. Así funciona la renta fija que conoce la mayoría de la gente, es más, incluso diría que esa mayoría no sabría explicar lo que es la renta fija o su funcionamiento básico. 

Si no necesitamos ese dinero no vamos a notar nada raro, en cuanto llegue la fecha de vencimiento nos van a devolver el capital inicial y el último cupón a cobrar. No hay más. Hemos comprado a un precio, que es habitualmente el 100%, y nos van a devolver el 100%. El problema, o lo diferente y que no conoce la gente, es si queremos vender esa renta fija antes de su vencimiento, pues estará cotizando en un mercado organizado y su precio, a ciencia cierta, no será el mismo que el día en que la compraste. No quiere decir que vayas a perder dinero siempre, no. Podría ser que lo ganases. Depende de factores como los tipos de interés, la economía general, factores políticos, medioambientales etc. Ya ves que el precio de tu dinero depende de demasiadas cosas. 



Hay veces en que la renta fija puede ser menos fija que la bolsa o incluso algunos derivados. Te contaré un ejemplo bastante reciente con el conflicto que está sucediendo en Argentina y su posible impago de la deuda. Seguramente has oído hablar de los fondos buitres por televisión y la señora kirchner diciendo que no iban a ceder, bien, no te contaré la historia porque no viene al caso. Resulta que el día en que un tribunal de Nueva York falló en contra del país el bono de referencia descendió más de un 20% en pocas horas. Y eso es mucho. Ya dicen que cuando hay pánico se puede ganar mucho más dinero que cuando hay euforia, pues en esa situación nadie quería quedarse dentro de un bono impagado. Al final resultó eso, un pánico demasiado agudo, y a media mañana el bono empezó a recuperar el cauce con lo que me decidí hacer una entrada de alto riesgo, saliendo esta bien, y consiguiendo un 7% en menos de tres horas. Pura especulación y adrenalina pues ese día el precio del bono se movía como si de fórex se tratara. Al final cerró el día en un -10%.

Ahora ya sabes que la renta fija no tiene nada de fija y que se puede ganar dinero adicionalmente de los cupones que se van cobrando. Tiene su riesgo como todo, pero también tiene su gracia, ya que sin riesgo no sería tan divertido.

A estas alturas ya sabrás que escribí un libro para que aprendieras a hacer todo esto de lo que te he hablado más arriba. Si no lo sabes tienes una buena oportunidad de empezar ahora mismo. No vemos en el camino.



Si te ha gustado este post y te gustaría recibir más automáticamente en tu eMail solo debes apuntar tu dirección aquí abajo.


Recuerda que tienes que confirmar el eMail que te llegará a tu correo para activar la suscripción.



No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada