06 agosto 2014

Bears vs Bulls para animar el verano

Parece ser que los mercados financieros se han dado la vuelta. Los osos van ganando el pulso a los “bulls”. Muchos dicen que es una corrección normal después de tanta subida, algo parecido a lo que sucedió en 2011. Tiene su lógica, aunque nadie puede asegurarlo, ya que las empresas aún tienen un buen margen para conseguir más beneficios, lo que haría subir paulatinamente su cotización bursátil y con ello los principales índices.

Si realmente sucede esto será una buena oportunidad para tomar algunas posiciones a buen precio. Claro que, a ciencia cierta, no lo podemos saber. Así que hay que asumir esa parte de riesgo en que por un momento te quedas suspendido en el vacío sin saber a dónde vas a caer.

Que la renta fija no es atractiva es algo a lo que tendremos que acostumbrarnos, porque pinta para largo. Hay incluso expertos que ven una década de bajas rentabilidades y que, una vez normalizado el mercado, partiríamos desde una base más elevada de la que partimos la última vez. Especulaciones.

Personalmente opino que a día de hoy lo mejor es recoger beneficios de la renta variable, si es que se tienen, y esperar a que el mercado coja una dirección firme otra vez. Eso para inversores noveles/precavidos. También opino que entrar en liquidez y entrar en algunas commodities como el oro no es una mala idea. En tiempos revueltos el oro repunta. Hoy mismo, como ejemplo, las bolsas van a cerrar en rojo fruto de la confirmación de que Italia entra en recesión con una bajada del PIB del 0,2%. El oro sube un 2%. Puedes comprar un ETF que replique exactamente el precio sobre el oro sin demasiadas dificultades. En fondos de inversión es diferente porque no inviertes directamente en el precio del oro, sino que el fondo compra acciones de empresas que extraen y/o tratan con el oro y/o metales, así que el riesgo es más elevado porque entra en juego el factor “fallo de la empresa” aparte de que el oro pueda tener un comportamiento en nuestra contra.

Algunos me tachan de demasiado cauto porque llevo tiempo diciendo que es importante guardar liquidez ante riesgos inminentes, que ya llegará el momento de entrar a buen precio etc. Sigo pensando lo mismo. Si no lo veo claro me quedo a la defensiva esperando el momento de disparo. Hay productos perfectos para estos momentos como los fondos defensivos, los defensivos mixtos y los monetarios. ¿Prefieres disparar diez veces y acertar cinco o esperar lo que sea necesario y disparar un proyectil que dé en el blanco y llevarte el premio? Yo quiero grandes premios. Las migajas que se las quede otro.



Si te ha gustado este post y te gustaría recibir más automáticamente en tu eMail solo debes apuntar tu dirección aquí abajo.


Recuerda que tienes que confirmar el eMail que te llegará a tu correo para activar la suscripción.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada