04 mayo 2014

Invierte en un índice para evitar quiebras. Fondos de inversión y ETF’s

Hay muchas formas de invertir, muchas estrategias por probar y muchos activos que comprar. Debido a la naturaleza de nuestro ser, lo que habitualmente pensamos antes de entrar en una inversión es en el dinero que voy a ganar para, inmediatamente, pensar en el que voy a perder en caso de que no salga como había pensado en un principio.

Por suerte para nosotros los mercados financieros están tan sumamente desarrollados que existe un producto perfecto para cada tipo de inversor. Si te gusta la bolsa pero no quieres casarte con ningún valor en concreto lo tienes fácil. Puedes comprarlos todos.

Es sencillo y puedes hacerlo desde tu casa con un clic de ratón. Hay productos financieros que hacen el trabajo más duro y arduo por nosotros. Pero primero vamos a hacer una breve explicación sobre índices.

Un índice en sí mismo no es nada. Refleja una información y sirve para compararlo con otros índices (benchmark), de esta forma tenemos una estimación rápida de como se mueve una determinada economía. Un índice es una media ponderada de todos sus valores, o dicho de otra forma, las empresas que tienen mayor capitalización bursátil pesan e influyen más en el movimiento de dicho índice. En España por ejemplo el pastel se lo reparten entre 6 empresas: Santander, BBVA, Iberdrola, Repsol, Telefónica e Inditex. Solo estas 6 empresas tienen el 57,6% del peso total del índice a día hoy 4 de Mayo de 2014, lo que significa que si estas 6 empresas suben da igual lo que hagan las 29 restantes porque el índice va a subir.

A modo de curiosidad y para ver qué pequeñitos somos en comparación con otros mercados. Solamente Apple y Google ya tienen más capitalización bursátil que todas las empresas del Ibex 35 juntas. El Ibex 35 a día de hoy tiene un valor de 546.359 millones de euros, y Apple, ella sola, tiene un valor de 510.437 millones de dólares. (367.988 millones de euros) y Google; 356.000 millones de USD (256.650 millones de EUR), por lo que las dos juntas suman un total de 624.638 millones EUR. Un 12,5% más que todo el Índice español.

A lo que íbamos. Para invertir en un índice hay productos creados expresamente para ello. Se les conoce por el nombre de “fondos indexados”, porque se indexan, replican fielmente el comportamiento del índice que siguen. Los hay sobre todos los índices que te puedas imaginar. Miles de ellos. Encontramos dos tipos de posibles candidatos si este es el método de inversión que queremos seguir. El primero son los fondos de inversión indexados. Un fondo que en vez de hacer una gestión activa de las inversiones se dedica a replicar lo que hace un determinado índice. Si en el índice se integra una nueva compañía en el fondo compran esa compañía en su justa ponderación, y si sale del índice lo mismo.

Vamos a poner un ejemplo. Hay un índice llamado “MSCI North America Index”, que integra actualmente 705 empresas de grande y mediana capitalización de Norte-América (USA y Canadá). Bien, pues tenemos un fondo llamado “Amundi Funds Index Equity North America Class AE-Capitalisation” (LU0389812347) que replica exactamente lo que hace este índice. Re-invirtiendo todos los dividendos que dan las empresas, de ahí la coletilla de “capitalisation”.


LU0389812347

Fuente | Morningstar

Pero, hay otro vehículo para índexarse a un índice, y es aquí donde entran en juego los ETF’s o fondos cotizados. En la práctica comprar un ETF es como comprar una acción, una acción que contienen todas las acciones del índice replicado. 

Al ser productos que no requieren de la pericia de un gestor las comisiones suelen ser muy ajustadas, pero no todo puede ser perfecto y es que este tipo de vehículo tiene un inconveniente muy grande que se llama fiscalidad. Son tratados como acciones por lo que solo se pueden comprar y vender, no se pueden traspasar como los fondos en que puedes ir saltando de uno en otro aplazando el pago de impuestos hasta el infinito. Un ETF lo compras, lo mantienes y lo vendes, pagas los impuestos (si es que has ganado dinero) pertinentes y te vas hacia otra inversión. 

Hay buenas estrategias a seguir con este tipo de productos y, como en todo, hay que saber buscar las mejores herramientas. Hay brokers en el mercado anglosajón que ofrecen unas ventajosas prestaciones y nulas comisiones para un determinado segmento de su catálogo de productos. Se trata de encontrarlos y aprovecharlos. 

Vamos con un ejemplo. Quiero trazar una estrategia a largo plazo con el índice SP&500. Se trata de comprar y mantener (buy&hold) o comprar e ir aumentando posiciones gradualmente (DCA), por ejemplo, una vez al mes. Históricamente la mejor inversión que se pueda hacer en bolsa ha sido comprar y mantener en el tiempo, el mercado sube y baja pero el mejor activo a largo plazo y que mejor refleja el crecimiento de una economía y empresas son las acciones. Así que confiando en esta premisa solo tenemos que buscar un producto que se indexe a este índice y que, por supuesto, reinvierta los dividendos que dan las empresas. Por ejemplo, tenemos un ETF llamado “iShares S&P 500 UCITS ETF (Acc) (USD) | IACC” (IE00B4L5ZD99) que replica el comportamiento del índice SP&500 reinvirtiendo siempre los dividendos. 

Aquí lo que podríamos hacer es marcar un plan de compra gradual de participaciones de este ETF, por ejemplo, comprar 200 euros todos los meses. Cuando el precio está más alto compraras menos participaciones evitando comprar en máximos, y cuando el precio está más bajo compraras más participaciones consiguiendo así bajar la media de tu precio final. Esto, que no tiene secreto, es el método DCA -Dollar Coast Averaging- del que ya he hablado en algún que otro artículo.

Buscando el broker adecuado la estrategia es muy buena y rentable a largo plazo. Aquí un artículo recomendable de leer en el que nos recomiendan un buen broker para lo que te cuento aquí. De no contar con un broker económico no vale ni la pena intentarlo ya que las comisiones se nos van a comer gran parte de la rentabilidad. Hay brokers que tienen un precio mínimo de 15€ por cada compra de ETF, si queremos comprar 200 euros cada mes no nos sale rentable.

Ahora ya tienes una idea básica de lo que hay que hacer si quieres invertir en bolsa pero sin muchos quebraderos de cabeza. Los índices no quiebran, quiebran las empresas que lo forman, pero en un índice que representa a 500 empresas una quiebra pasa desapercibida y, como dicen, a rey muerto rey puesto. 



Si te ha gustado este post y te gustaría recibir más automáticamente en tu eMail solo debes apuntar tu dirección aquí abajo.


Recuerda que tienes que confirmar el eMail que te llegará a tu correo para activar la suscripción.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada