13 marzo 2014

La errónea percepción de los mercados financieros y la que se nos viene encima

Dicen que cuando entras en el barbero y la gente habla de finanzas es hora de vender todo lo que tienes en los mercados financieros y esperar un cambio de ciclo. Será cierto o no, esta es una situación que lleva tiempo repitiéndose, y como los humanos no aprendemos acabamos tropezando siempre con la misma piedra.

Diferencia entre ciclo alcista y ciclo bajista. Ciclo alcista: Aquel que va de abajo hacia arriba, con sus va y vienes pero con una tendencia de fondo clara. La fase dura años, por lo que no es importante entrar en el punto más bajo. 

Ciclo bajista: Aquel en que hasta mi abuela ha comprado acciones, y en ese momento no queda nadie más por comprar y empiezan las ventas. 

Y así hasta que no queda nadie más por vender. Bien, esto es una simplificación exagerada pero que espero que se entienda.

¿En qué fase vamos a estar? Depende de lo hábil que seas con los cortos y los largos. No todos los mercados mundiales suben y bajan a la vez, así que cuando el mercado patrio no tiene la mejor perspectiva lo más lógico es, o esperar o buscar oportunidades en otros mercados. Pero quedarse mirando el gráfico a que el precio haga lo que tú quieres que haga, pues eso no.

Siempre he entendido la bolsa entre minoristas como un juego de dominó, en el que la gran mayoría de inversores, lo que son minoristas pero entran a mercado sin una estrategia definida, se van soplando las ideas unos a otros, leen los medios de desinformación o intentan imitar a los que de verdad invierten. Comúnmente son los que se quedan pillados en malos momentos, como por ejemplo, el de ahora.

Una bolsa, un mercado, es un conjunto y actúa como tal la mayoría de las veces. Esto a corto plazo. Los mercados reaccionan a las noticias del día a día, por lo que un mal dato macroeconómico suele pasar factura a la gran mayoría de los integrantes de un índice. 

Es a largo plazo cuando los valores se comportan de forma independiente, dejando de lado el ruido de fondo, y mostrando su potencial mediante fundamentales. Esto es exactamente lo que debemos buscar cuando entramos en una inversión. Un método que nos permita evitar el ruido de fondo y que nos haga ganar dinero a medio largo plazo.

Probablemente cuando los mercados financieros no estaban de moda y no salían cada día por televisión no tenías intención de invertir en nada, pero ahora ya hace tiempo que te ha entrado el gusanillo. Normal cuando te repiten tanto las cosas que te las acabas creyendo. 

La mala noticia es que mejor aprovecharía para estudiar un poco y entrar en otra fase del ciclo. La buena es que no me vas a hacer caso y vas a aportar tu dinero a los voraces tiburones que están deseando que entre liquidez en los mercados. Digo buena porque es sabido que en la mayoría de transacciones para que alguien gane alguien debe perder, y sin duda alguna, tienes todos los números. Porque piensa un momento en la cantidad de profesionales, casas de trading, programas de HFT etc que hay en el mundo intentando ganar dinero de los mercados, del que sea, y todos ellos trabajan 24h al día para ser los mejores. Si crees que vas a poder robarles su parte del pastel con facilidad es que aún no sabes como funciona el juego.


Vas a comer porciones, pero nunca te vas a llevar el pastel. Como mínimo en los primeros años. 


Aún así, los mercados son el mejor invento del mundo. Un sitio donde nadie puede decirte nada y de buenas a primeras compites contra las mentes más preparadas del mundo. Al otro lado de la pantalla hay muchos perfiles profesionales estudiando patrones matemáticos, tendencias, y lo que sea para adivinar el recorrido futuro de una acción, valor, commodity, bono, divisa… No te imagines al típico con seis pantallas quemándose las pestañas porque esto es lo que se vende en las películas. Aquí te recomiendo la lectura del libro “Nosotros, los mercados” de Daniel Lacalle, en el que detalla como es por dentro este mundo. Sin duda, un libro esencial para los financial lovers.



Hoy he oído hablar de finanzas en un sitio donde no se habla nunca de finanzas. Ahí lo dejo.

Si te ha gustado este post y te gustaría recibir más automáticamente en tu eMail solo debes apuntar tu dirección aquí abajo.


Recuerda que tienes que confirmar el eMail que te llegará a tu correo para activar la suscripción.

1 comentario:

  1. Gerard, el sentimiento es muy importante.. pero no es tan sencillo como una charla de barbería y ademas no se puede generalizar..No lo puedes interpretar igual en todos los momentos.. Creo que te equivocas diciendo que es un "mal momento"... Evidentemente el "mejor momento" ya paso.. sobre todo en el mercado americano... pero en Europa aun hay muchas dudas y escepticismo... Los mercados están lejos de la peligrosa "euforia" que hace que parezca que "lo regalan" y hasta el barbero se mete. Ademas el problema no es que se meta "hasta el barbero" el problema es que no se dan cuenta cuando se acaba la fiesta.. cuando ya se ha descontado todo lo bueno y empieza a deslumbrarse lo menos bueno.. es hora de salir corriendo... Y ahora yo creo que no es el caso... Eso sí, igual que no es fácil identificar el momento de entrada, aun es mas difícil identificar el de salida... Con lo que si entras ahora a la fiesta y te vas donde esta toda la peña (fondo de inversión o cartera modelo de cualquier banco...) pues tienes muchas papeletas para que te pille el toro... Coincido contigo que lo mejor es estudiar un poco y sobre todo leer. Aunque el libro de Daniel Lacalle no esta entre mis favoritos...

    ResponderEliminar