02 febrero 2014

Crowdfunding y la confianza en los negocios

Confiar en las personas. Todo se basa en la confianza. Los negocios se basan en la confianza, y ahora más que nunca. Nuevas ideas, nuevas oportunidades. Desaparecen formas obsoletas y surgen nuevos métodos de obtener un beneficio de mutuo acuerdo.

¿Qué es sino la firma de una hipoteca, un préstamo para el coche o la factura de tu teléfono móvil? Negocios y confianza. Parece insignificante pero, siempre hay una de las dos partes que debe confiar más en la otra. La empresa de telecomunicaciones confía en que le vas a pagar la factura este mes, si no se la pagas tampoco va a pasar nada, pero si no se la pagan la mitad de sus clientes quizá tenga un grave problema. Así que confía en el buen hacer de las personas, porque por mucho litigio que pueda llevar a cabo, nunca le saldría rentable si la cantidad a reclamar no fuera elevada.



Estos valores han ido en aumento de una forma espectacular durante el último lustro. Los mercados financieros, en constantes turbulencias, han impedido a las empresas financiarse como es debido, y si el crédito no fluye, por desgracia, la gran mayoría del tejido empresarial no puede hacer bien su negocio. Podemos decir que los ciudadanos de a pie no somos los únicos que hemos vivido del crédito, se extiende a todas las capas de la economía. Sin opciones de crédito el margen de maniobra se reduce, y solo sobreviven los que tienen reservas, clientes sólidos o ideas transgresoras. 

Un día alguien pensó: ¿Por qué no pedir prestado a la gente para llevar a cabo nuestra empresa? Si el banco no nos deja 200.000 euros para dar este servicio a la sociedad que tenemos pensado, ¿Por qué no hacemos pequeñas participaciones y damos la opción a que la gente, desde su casa, nos ayude a tirar hacia delante? Y uno dijo: -¡Buena idea! y a cambio les podemos ofrecer nuestro producto a un precio muy inferior al que saldrá a la venta al público. Good job!


Así fue como consiguieron que 4000 personas les prestaran simplemente 50 euros cada una. Pudieron desarrollar el producto y los “colaboradores” recibieron un magnífico “invento” a mitad de precio.


Seguramente ya sabes que con este pequeño relato te acabo de resumir la idea básica de lo que en el mundo anglosajón se conoce como crowdfunfing (mecenazgo por estos lares). Y que tantas alegrías ha dado a innovadoras empresas, o no tanto, en los últimos años.


La idea es muy buena y hay varias formas de llevarla a cabo. Pienso que es una gran forma de reactivar el tejido empresarial, y que no solo funciona con empresas tecnológicas, sino que hay plataformas especializadas en el mecenazgo para empresas de toda la vida. Sí, en alguna de estas páginas puedes ver desde heladerías hasta libros u obras de teatro.


Te presentan un producto innovador y unos objetivos económicos con los que realizar el proyecto. A cambio te dan unos premios. Por ejemplo, imagina que un director quiere hacer un documental sobre la reproducción del pingüino emperador. Suponemos que todos seremos un poco más felices si sabemos exactamente como es dicho proceso pero, llevar a cabo esta empresa es caro; desplazamientos, material de grabación, personal auxiliar, soporte físico etc, por lo que el director de campaña estima que necesita 250.000 euros. Así que lanza una serie de incentivos para que la gente se sienta atraída y le ayude a conseguir dicho fin. Te dice que por 10 euros pondrá tu nombre en los créditos finales del documental, esta ayuda, muy habitual, se la llama ayuda solidaria. Por 30 euros también podrá tu nombre en los créditos, y te enviará una camiseta con un pingüino y el nombre del documental.


Por 70 euros tendrás lo anterior más el DVD del documental. Por 110 tendrás lo anterior más el DVD versión GOLD con comentarios del equipo durante la grabación. Luego te hará un pack de DVD’s por si eres un proveedor o tienes una tienda, 10 DVD’s por 400 euros. Por 1500 euros te dará la opción de tener todo el material y accederá a cenar contigo para hablar sobre lo que tu quieras referente a lo difícil que ha sido el trayecto. Por 5000 te llevará de viaje a la Antártida a ver los pingüinos en directo. Y por último, y más importante, por 15.000 pasarás a ser un socio más de la empresa, con su toma de decisiones. Estarás en el consejo de administración del documental.


Confianza en que nuestro buen director sepa gestionar bien el dinero de todos y nos ofrezca un documental que nos deje con la boca abierta. De no ser así, poco tendremos a hacer más que sentir un profundo descontento.


Últimamente se está viendo una idea diferente. En vez de dar incentivos para obtener financiación lo que se da son acciones de la propia empresa, desde un capital bajo por participación. Perfectamente 40 euros. El riesgo es que si pasado el tiempo la idea sale mal pierdes el dinero pero, si sale bien, probablemente multiplicas la inversión varias veces. Eso si, el ratio de quiebra de estas nuevas empresas se eleva hasta el 70%. 


Uno de los casos más sonados de nuestra geografía, y que me queda muy cerca aquí en Barcelona, es la conocida Softonic, famosa por ser un compendio de software gratis y de tipo “evaluación”. Que en el ‘97 fue el proyecto de final de carrera de su fundador y que en 2013 el grupo de private equity Partners group compró el 30% de la empresa por 82,5 millones de euros, valorando la empresa en 275 millones. Los inversores iniciales en la idea del fundador (aunque la idea de crowdfunding no existía) multiplicaron su inversión por hasta 90 veces.


Espero que con este escrito hayas entendido la idea que está cambiando la nueva forma de entender el emprendimiento. Forma mucho más versátil y menos dependiente. A experiencia personal puedo decirte que en Agosto ‘13 compré un smartwatch “revolucionario” por 110 usd, con fecha de entrega en Diciembre ‘13, pero que por varios problemas se ha pospuesto hasta Abril ‘14. Veremos como termina la experiencia…

Tengo que agradecer a Rscasas parte de la información e idea para este artículo. Este chico es una mina de información y más vale tenerle de aliado que de enemigo ;-)


Si te ha gustado este post y te gustaría recibir más automáticamente en tu eMail solo debes apuntar tu dirección aquí abajo.


Recuerda que tienes que confirmar el eMail que te llegará a tu correo para activar la suscripción.

7 comentarios:

  1. "más vale tenerle de aliado que de enemigo.."
    Je,je...Ya as visto que efectivamente, así es ;)
    Seguimos en la brecha B-)

    ResponderEliminar
  2. Gracias por divulgar el concepto.

    Soy el country manager de www.fundedbyme.com, la plataforma de crowdfunding de mayor crecimiento para conectar inversores y emprendedores. Encantado de recibir proyectos que se quieran financiar por esa vía.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  3. Perdón, entró mal el enlace: http://www.fundedbyme.com

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Miguel Ángel, gracias a ti. Estamos pendientes de lo que va saliendo en vuestra plataforma. Muy interesante proyecto y que a los que somos inversores nos llama la atención ;)

      Saludos!

      Eliminar
    2. Gracias Gerard. Dentro de nada tendremos más crowdfundings que esperamos que sean buenas oportunidades de microinversión. Un saludo.

      Eliminar
  4. Hola,conoceis la empresa alemana Lendico? acaba de llegar a España,si son de fiar y funciona bien puede que sea una buena inversion.
    Trata de lo mismo,prestar dinero y lo devuelven con intereses.
    Que opinais?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sergio, ni idea de esta plataforma. Por lo que veo el negocio es igual o similar a comunitae, que es la más conocida de por aquí por ser pionera si no me equivoco.

      Saludos y gracias!

      Eliminar