06 diciembre 2013

El huevo de Kostolany SÍ que funciona

El dos de Abril de 2012 publiqué un artículo sobre lo que era invertir con el huevo de Kostolany. Una estrategia muy sencilla y que a poco que se le preste la atención que se merece va a dar beneficios.


La última frase de aquel artículo fue “la paciencia es dinero”, frase que el gran maestro tenía grabada a fuego y que sabía que le haría ganar dinero. Otra de sus frases era “Compra acciones de una compañía, túmbate treinta años a dormir y levántate millonario”. Habría que analizar bien esta frase pero a grandes rasgos ya que entiende a lo que se refiere.

Pero la historia que te vengo hoy a contar es la versión práctica de la teoría, porque sí, muchas de las cosas que escribo en el blog son el reflejo de lo que hago en el día a día.

Si leíste en su día el artículo, o lo has repasado ahora, verás que puse como ejemplo a Nokia. Empresa tocada, pero no hundida, que no se sabía hacia donde iría, pero que tenía la certeza de que a algún sitio tenía que ir. Ya sabes, la vida es riesgo, si lo aceptas algunas veces vas a ganar y otras vas a perder. De lo que se trata es de aprender a perder el mínimo número de veces posible.

Andre Kostolany 1906-1999

Cuando escribí el artículo ya era poseedor de un paquete de acciones de la compañía, así que era un ejemplo en “tiempo real” y que me propuse, aunque no lo dije, escribir un artículo con la resolución final. Tanto si era para bien como para mal. Un año y medio después del artículo y dos y medio después de la compra de las acciones puedo contarte como ha funcionado este huevo de Kostolany, y es que el proceso es el tópico de libro.

Al principio todo el mundo hablaba de Nokia como que estaba mal pero que alguna otra compañía la iba a comprar y resurgiría de entre sus cenizas. Así que el valor de las acciones se incrementó en más de un 10% en cosa de semanas. Pero la compra por parte de un salvador no llegó y pasó lo inevitable, la cotización se hundió, y cuando parecía que no bajaba más salía otra noticia aún peor que hacía caer el precio un poco más. Confirmando otra teoría del gran André que rezaba así; 

"En la bolsa las cosas ocurren al principio de manera distinta a como se pensó y sólo después se enderezan y suceden como se había esperado"

Así que dos años después tenía un paquete de acciones de una empresa multinacional que había sido puntera a nivel mundial en lo suyo, pero que ahora valía menos en bolsa que algunas constructoras en quiebra técnica de España. Creo recordar que el mínimo que llegué a ver fue de un -65%. Así que reflexioné, pensé en las sabias palabras de los que entienden más del tema que yo, y me puse a “dormir” hasta nuevo aviso.

Hasta que hace unas pocas semanas, y por sorpresa, se anunció la compra de la división móvil de Nokia por parte de la todo poderosa Microsoft. Ahí desperté de mi letargo y puse de forma permanente el dedo en el gatillo, esperando una oportunidad de venta. El día de la noticia recuperé gran parte de las pérdidas latentes que llevaba acumuladas durante los dos años anteriores. Un poco de paciencia más y todos los que se jactaban de mi “huevo” tendrían que comerse sus palabras una detrás de otra.

Alguna que otra buena noticia más, los Nokia Lumia tienen buena aceptación, la empresa ya no pierde dinero, tampoco lo gana, pero ya es una buena mejora, y fondos de inversión de todo el mundo apostando por una mejora de la compañía hicieron que sucediera justo lo contrario que tiempo atrás; un constante goteo, pero hacia arriba. Un día  sumas un tres por ciento, al siguiente un dos, al tercero bajas medio punto y al cuarto sumas cuatro más. 

Hasta que llegó un día en que dije basta y decidí que el último euro lo ganara otro. Entré en el broker y pulsé el botón de vender. +54%.

Está claro que no acerté en el “timing”, en el momento de entrada, pero ¿y quién lo hace?. Lo que si que tenía claro es que iba a ganar dinero, no sabía cuando, pero iba a ganarlo.

Gracias maestro Kostolany por haberme enseñado que tener paciencia es lo que necesitaba para ganar dinero.


Si te ha gustado este post y te gustaría recibir más automáticamente en tu eMail solo debes apuntar tu dirección aquí abajo.


Recuerda que tienes que confirmar el eMail que te llegará a tu correo para activar la suscripción.

7 comentarios :

  1. A ti y a mi nos funciono bien el "Huevo"... Je,je.. Te dejo un articulo que he publicado en Inbestia que quizás nos da pistas sobre cuando "ponerse a buscar huevos"... Je,je,je...
    http://inbestia.com/blogs/post/hazlo-facil-y-ten-paciencia

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Ramón, A ti mejor que a mi, tu TIR es mucho más elevada que la mia! jaja Anda que dices algo de que escribes en inbestia, ya te vale ;)

      Voy a leer que hay de bueno! saludos!

      Eliminar
  2. Que bonita historia de amor... ahora el huevo siempre puede salir rana.
    Tal vez a Black Berry le ocurra lo mismo... qué pensaís?
    Felix

    ResponderEliminar
  3. BlackBerry es una apuesta mas arriesgada... en libros vale poco.... Ingresos y beneficios .. mal... y como empresa no es una buena moza casadera como Nokia.. así que pocos novios y muy exigentes...yo lo veo mas como una apuesta especulativa que en valor. Pero creo que puede funcionar...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues yo la veo exactamente como Nokia. Empresa que no ha sabido usar bien sus cartas, pero con una cartera de casi 10.000 patentes valoradas en 3000 millones.

      A mi entender, Blackberry es un caso de "Huevo" de libro.

      saludos,

      Eliminar
    2. ¡Creo que los Hedge Fonds nos estan siguiendo! Blackberry +16% ....

      Eliminar
    3. vaya subida que lleva en estos últimos días! Curioso es que a pesar de que suspense nuevos lanzamientos, cancela eventos anuales y continua subiendo... jajaja

      saludos!

      Eliminar