30 septiembre 2013

¿Invertir en deuda de Portugal?

Algunas consultas me han llegado sobre la posibilidad de invertir en deuda del país vecino, Portugal. La mayoría de sus bonos, sea cual sea, su plazo, ofrecen una rentabilidad bastante atractiva. Pero, como en todo, hay peros.

Pese a ser el país de la zona euro que más ha aumentado su PIB este segundo semestre del año no ha conseguido pagar menos por su deuda. El bono a diez años roza el 7%, un porcentaje peligroso que llevado a largo plazo puede llevar hacia la insolvencia. Hasta hace poco Portugal podía emitir deuda en los mercados, pero ese “lujo” lo ha perdido y vuelve a estar excluido de ellos. Medidas de prevención obvias por parte de la Eurozona ya que supongo que no les gusta la idea de que haya un país zombi repartiendo deuda a un alto interés sin saber a ciencia cierta si podrá pagarlo en un futuro. En ese caso son ellos  (o nosotros) los que deberían hacer frente, otra vez, a las deudas contraídas con más barra libre de liquidez.

La culpa de todo esto la tiene, como no, la política, y es que unos movimientos rápidos de una bando a otro en el Gobierno, para al final acabar no pasando nada han mermado la confianza de los inversores. 

La situación lusa es la siguiente; hay en juego tres bandos, el Gobierno, los mercados financieros y la troika (BCE, CE, FMI). Su objetivo es que Portugal recupere la confianza de los inversores como sea, que la prima de riesgo descienda y así evitar tener que tomar medidas contundentes. ¿Que cuales son esas medidas? Una quita de la deuda. Obligar a los bonistas del sector privado a asumir pérdidas, cosa que dañaría aún más al sector bancario y, como daño colateral, a los demás países de la Eurozona.

El problema es la eterna discusión; el objetivo del déficit para 2014. Unos dicen que es suficiente y desde la Troika quieren apretar más. Lo mismo que pasa en España pero en este caso multiplicado varias veces. Son muchos los que creen que con una deuda del 124% sobre el PIB no se puede sostener la situación. Veremos si los planes de crecimiento que tienen previsto se cumplen… de no ser así la tijera y los recortes irán creciendo exponencialmente.

Mucha reestructuración en el sector público requiere el país luso aún. Un pez que se muerde la cola. Pero, la conclusión de si es una buena opción para invertir en su deuda es, en todo caso, controvertida.

Fuente | banderas.pro

El objetivo luso es bajar de lo que paga ahora, (7%), hasta el 5% (en su bono a 10 años). Si nos arriesgamos y compramos ahora pueden pasar dos cosas. Una es que al bajar el bono de referencia nuestro propio bono suba su cotización considerablemente. Ya se sabe que si tenemos un bono al 7% y el país se vuelve estable y consigue financiarse en los mercados otra vez a un interés bastante más bajo, todo el mundo querrá nuestro bono al 7%, por lo que querrán pagar más por el. Este es el caso favorable. 

El caso desfavorable sería que el país tuviese que hacer un “reset”. Obligar a los inversores a asumir cierta pérdida en los bonos y vuelta a empezar. Parece poco probable con un 124% del PIB, pero es una opción a valorar.

¿Qué haría yo? Lo que yo haga no es importante. Debes hacer lo que creas una vez analizados todos los pros y todos los contras. Y, sobretodo, nunca inviertas un dinero que puedas necesitar a corto plazo.


Si te ha gustado este post y te gustaría recibir más automáticamente en tu eMail solo debes apuntar tu dirección aquí abajo.


Recuerda que tienes que confirmar el eMail que te llegará a tu correo para activar la suscripción.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada