29 agosto 2013

Primero se decide lo que se va a ganar y luego se busca la forma con que ganarlo

Al mundo de la inversión podemos llegar de diversas maneras. Puede que un amigo tuyo te haya hablado del tema y tengas curiosidad, o que esta curiosidad te venga “de serie”. Querer invertir debería ser una prioridad para todas las personas que venden su tiempo a cambio de dinero. Mediante la inversión se puede conseguir dinero sin utilizar este tiempo tan valioso. Pero no es tan fácil, no es llegar y empezar a ganar. 

Digamos que se requiere una inversión inicial en tiempo, para conocer las reglas del juego y sus “secretos”, y luego un seguimiento mínimo períodico. El día a día de las personas hace que no se valore la opción de aprender sobre este tema, y más cuando sumas el factor de que, en general, los números no gustan a la gente. Cierto es que después de una larga jornada laboral uno puede no tener ganas de ponerse a estudiar por su cuenta los entresijos de tan apasionante tema. Sin presión alguna y sin prisas. Aún es peor. Si al ser humano no le pones un poco de presión deja de funcionar. Si no le das una fecha límite automáticamente procastina.

Nadie te va a enseñar como funciona esto. No es una asignatura “obligatoria” porque no todo el mundo puede ganar dinero con lo mismo. Esto es un juego de suma cero, lo que tu ganas otro lo pierde. Si quieres entrar en este mundo y te conformas con ser un “amateur” siempre ganarás dinero, pero ganar siempre no en sinónimo de éxito. Si año tras año sumas un pírrico tres por ciento la cosa no funciona muy bien.

Puede que quieras jugar en ligas mayores y subas un escalón en la pirámide del riesgo/rentabilidad. Si se hace bien no se tiene porque perder dinero nunca. El mercado es suficientemente grande como para encontrar buenas oportunidades. Si quieres ganar dinero de verdad vas a tener que atarte bien el cinturón, aguantar la compostura, y luchar contra el miedo de la certeza de que alguna vez vas a perder.

Pero no es esto lo que quería comentar hoy. Lo que realmente tengo en la cabeza es la idea de que cuando entramos en esto lo hacemos para ganar dinero, obviamente, pero no sabemos exactamente cuánto dinero queremos ganar. No vale decir “más”, porque el juego no funciona así.

Lo que intento explicar siempre es que uno primero debe saber lo que quiere ganar y luego buscar la forma de ganarlo. Tener un plan trazado con objetivos y unas estrictas reglas. Tener un objetivo de ganancias marcado el cual lucharemos para conseguir y una vez conseguido deberemos estar contentos porque nuestro plan va viento en popa.

Lo que ocurre si no tienes plan es que siempre aspiras a lo máximo, y no digo que esté mal, sino que seguramente vas a perder y a tener malas sensaciones más veces de las que te gustaría. Se por experiencia que el hombre es un ser avaricioso, y que si puede ganar un poco más hace lo que sea. No. Te voy a dar un dato para que compares. El gran George Soros, el hombre que consiguió tumbar la libra y ganar mil millones, es un especulador nato que ha ganado el dinero que ha querido a lo largo de su larga vida. Bien, su promedio anual desde 1969 es de aproximadamente un 30%. No quieras ganar más por favor. Se puede hacer , de hecho no es difícil, pero te aseguro que un año ganarás un 40 y al siguiente perderás un 60. 

Tener un número referencia no significa que no puedan buscarse “chollos”, por supuesto que se debe, pero con un pequeña parte del capital siempre. Tan pequeña que si pierdes una parte casi no lo notes y si te sale bien la jugada lo consideres como un extra “caído del cielo”

Voy a ponerte un ejemplo que encontré el otro día buscando por la red. En 2009 la multinacional de sector automovilístico, y número uno de los Estados Unidos, Ford, tuvo una contracción en sus cuentas. En plena incertidumbre por lo que pasó en 2008 con Lehman Brothers y el efecto dominó, la venta de coches cayó en picado y como consecuencia los números no salieron. Esta gran corporación tiene bonos cotizando los cuales sufrieron en especial porque, supongo, que los inversores pensaron que llegaba el fin de los días y retiraron todo el capital de dichos bonos. La cotización bajó al 15%. Hay muchas empresas que a esos ratios ya hace tiempo que han declarado la bancarrota, pero en una multinacional de tal calibre eso no suele ocurrir.

Lo que viene a continuación lo vas a entender viendo el gráfico. La situación se fue estabilizando y la compañía ratificó que tenía “gasolina” para largo. Si hubiera descubierto este bono por aquella época seguro que algo habría comprado. A día de hoy cotiza a 110%, pero ha llegado al 130. Con 750 dólares hubiera comprado un bono con nominal de 5000, lo que supone que el cupón hubiera sido del 49% anual.

FORD-MOTOR-US345370BR09

Resumiendo. Primero se decide qué es lo que se quiere ganar y luego buscamos la forma de ganarlo. Y nos reservamos un pequeño capital para “distraernos” y jugar a ser de la calle de muro.


Si te ha gustado este post y te gustaría recibir más automáticamente en tu eMail solo debes apuntar tu dirección aquí abajo.


Recuerda que tienes que confirmar el eMail que te llegará a tu correo para activar la suscripción.

6 comentarios:

  1. El gráfico es precioso. Hasta un poco sexy...jejeje

    Grandes verdades descubres en este post.

    Un saludo, artista.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ejejjejejeej si que es sexy si, gracias Jorge. Un gran abrazo!

      Eliminar
  2. Planificar, paciencia y experiencia! Los pilares básicos.

    David

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que el más importante es la paciencia. A planificar se aprende bastante rápido. La experiencia se va cogiendo poco a poco, pero la paciencia la necesitas desde el primer día y hasta el último, y eso pueden ser bastantes años.

      Abrazo David!

      Eliminar
  3. Como dijo un trader, tengo sueños humedos con la proxima crisis porque voy a estar preparado para ganar mucho dinero.
    Veremos muchos de esos graficos sexys en la proxima crisis jaja.
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A ver si somos capaces de aguantar la compostura y entrar cuando todo se esté derrumbando ajjaaj

      un saludo Rodrigo!

      Eliminar