16 agosto 2013

No arriesgar nada es arriesgarlo todo

Hoy mientras estaba entrenando me ha venido a la mente una frase muy potente pero que no todo el mundo es capaz de entender. Si no arriesgas nada lo arriesgas todo. Requiere concentración y llevar un tiempo sumido en el buen camino para llegar a la profundidad que se merece.

Todo en la vida es arriesgar. Todo. Pero hay diferentes grados de riesgo en los que, por ejemplo, tener un hijo lo consideraría un 5 sobre 10. Porque todo el mundo tiene hijos y es una cosa común. Está en los genes que los humanos debemos tener hijos y que sabremos cuidarlos.

Pero, ¿Cuánta gente arriesga para tener una vida mejor? Muy poca, de hecho no conozco a nadie que intente tener una vida mejor (que no sea buscando un ascenso laboral o cambiando de trabajo) por su cuenta en el mundo real. Por este medio si que he podido conocer a gente que se encuentra sumida en su plan, pero son unos pocos los que han elegido ir en contra de las reglas.

Riesgo
A lo largo de los años he hablado con bastante gente sobre el tema y nunca he conseguido llegar a nada. Podría decir que la filosofía que reina es la del “Carpe Diem”, y no es que esté mal, al contrario, sino que muchas veces no se piensa lo suficiente en lo que se podría hacer y se prefiere vivir el presente sin pensar demasiado en el futuro.

Sinceramente creo que si la gente pensara un poco más a largo plazo llegarían a conclusiones diferentes y, por ende, a finales diferentes. Lo que pasa es que tenemos la cultura del “estudia, busca un trabajo, cásate, compra una casa y ten un hijo” muy arraigada y eso, a mi modo de entender, está obsoleto.

Tengo un buen amigo que tiene constancia de mis planes, sabe a lo que me dedico y a lo que invierto una parte muy grande de mi tiempo y energía. Y aún así me dice que si tuviera 50mil euros se compraría una casa en una Bonita isla Balear fruto de alguna ejecución hipotecaria. Sin más. Le digo que con esos 50mil euros le enseño lo que tiene que hacer para poder ir un mes al año, a todo trapo, a esa isla de vacaciones sin tener que gastar el capital. Que vendría a ser el mismo tiempo que si la tuviera en propiedad pero sin los dolores de cabeza que comporta la compra de una vivienda. Aún así la cara de incredulidad es total y, lo conozco, en la vida aceptaría esta ventajosa solución que le propongo.

Tener un plan, cualquiera que sea, es asumir riesgos, renunciar  a cosas, hacer sacrificios y, sobretodo, aprender por el camino. La gente que no arriesga en la vida son los que morirán tranquilos en su vejez, los que, con un poco de suerte, llegarán a jugar a la petanca esas largas tardes de verano y contemplar el avance de las obras de su ciudad. No habrán arriesgado y habrán perdido la oportunidad de vivir otra vida. Porque vivir otra vida me preguntarás, por el hecho de poder hacerlo te respondo.


Habré arriesgado y habré perdido, pero se que el premio es demasiado grande como para dejarlo escapar. Uno puede conseguir lo que quiera si lo desea de verdad, pero hay que desearlo de verdad, y se por experiencia que los humanos creemos querer cosas diferentes a las que realmente queremos.

Si te ha gustado este post y te gustaría recibir más automáticamente en tu eMail solo debes apuntar tu dirección aquí abajo.


Recuerda que tienes que confirmar el eMail que te llegará a tu correo para activar la suscripción.

2 comentarios :

  1. Como siempre, una entrada muy buena y que comparto al 100% ya que mis grandes inversiones son a largo plazo, cuando cumpla los 50.

    Pero hay una cosa que creo que no es correcta, por lo menos para las juventudes actules, y es cuando dices:

    La gente que no arriesga en la vida son los que morirán tranquilos en su vejez.

    Los que tenemos de 40 para abajo, seremos los que apenas tendremos pesión de jubilación, ahora hay 2 trabajadores por jubilado y dentro de 30 años, habrá 1 por cada jubilado.

    Por eso creo firmemente que los que ahora no arriesguen e inviertan para su jubilación, cuando les llegue su hora, lo pasarán francamente mal al disponer solo de una pensión de subsistencia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Andrés. Yo opino que Los gobiernos que vengan harán lo que sea para poder "garantizar" el estado del bienestar y las pensiones. Con "lo que sea" me refiero a apretar aún más a la clase trabajadora.

      Sacar de un sitio para meter a otro. Por eso creo que lo mejor es intentar salir del sistema cuanto antes. para no quedar atrapado entre tanta presión.

      Saludos!

      Eliminar