02 junio 2013

En lo que sea, pero el mejor.

En esta entrada de domingo quiero presentarte un claro ejemplo de que la excelencia es una cuestión personal.  Cada uno elige lo bueno que quiere ser en su campo. Si te dedicas a algo tienes la obligación moral de ser el mejor en ese campo, y aún a sabiendas de que no vas a ser el mejor, siempre debes intentarlo.


Da igual a lo que te dediques. No importa lo que hagas si es lo que realmente te gusta. 

Hazlo con pasión y dedicación. Sonríe. Nunca sabes quién te puede estar mirando.

En los siguientes vídeos vas a conocer a un chico que lleva esta máxima a la enésima potencia. Sin duda es el mejor en lo que hace, y vas a ver porque.

Para mucha gente este trabajo sería poco más que un castigo. A otros les daría vergüenza estar de cara al público. Pero de una cosa estoy seguro, este chico gana más dinero en una sola tarde haciendo algodón de azúcar que nosotros en un mes entero trabajando. ¿Y sabes porque? Muy fácil, porque es el mejor haciendo lo que hace.


No importa lo que te ocurra, sino como te tomas lo que te ocurra.


Enlace al vídeo 2




Si te ha gustado este post y te gustaría recibir más automáticamente en tu eMail solo debes apuntar tu dirección aquí abajo.


Recuerda que tienes que confirmar el eMail que te llegará a tu correo para activar la suscripción.

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada