19 mayo 2013

El comprador de tiempo


En el mundo hay dos tipos de personas; las que compran cosas que no necesitan y las que luchan para comprar su tiempo día tras día.


Hace exactamente diez años que me considero un comprador de tiempo. Empecé en esto de forma fortuita y con el paso de los años he podido ir perfeccionando la técnica. Y lo que más me gusta es lo que los japoneses llaman "Kaizen", el principio de mejora constante. Aprender cada días cosas nuevas que implementar. Para muchos es una pérdida de tiempo, para otros un simple sueño inalcanzable, pero para unos pocos es un sueño alcanzable. 

Todos los sueños son alcanzables si les dedicas la suficiente atención. (Tuitear)

Pero, ¿Qué es exactamente ser un comprador de tiempo?


Un comprador de tiempo es la persona que sabe que llevando a cabo su plan llegará un día en que pueda comprar su tiempo para hacer con él lo que le plazca. Es sencillo. Si eres un trabajador asalariado, o autónomo, da igual, y vives con lo que te pagan a final de mes, ser un comprador de tiempo significa exactamente construir un activo que genere esa cantidad de dinero sin necesitar de tu tiempo.

comprador-de-tiempo
Fuente | rarezas

Quién más quién menos todos hemos pensado en esta posibilidad, lo que pasa es que mientras algunos se remangan y se ponen manos a la obra la gran mayoría piensa que es imposible y aspiran a que les toque un día la lotería.

El tiempo de cada uno vale lo que él mismo decida que vale. Por supuesto, y por suerte, cada uno tenemos una idea diferente y nuestro objetivo se adapta a esa idea.

La próxima vez que vayas a comprar algo y tengas la mínima duda de si es lo que realmente quieres piensa en el comprador de tiempo. Piensa en que invirtiendo ese mismo dinero puedes crear una gran bola de nieve que te ayudará a ser más libre el día de mañana.

1000 euros invertidos al 7% durante 20 años son casi 4000 euros. Deja elevar tu mente hasta otro nivel.

interes-compuesto


¿Estás comprando tu tiempo poco a poco? ¿Hasta dónde estarías dispuesto a llegar para comprar-lo? ¿Sacrificarías el no comerte un caramelo hoy para tener dos el día de mañana?

 Si te ha gustado este post y te gustaría recibir más automáticamente en tu eMail solo debes apuntar tu dirección aquí abajo.


Recuerda que tienes que confirmar el eMail que te llegará a tu correo para activar la suscripción.

5 comentarios:

  1. "Piensa en que invirtiendo ese mismo dinero puedes crear una gran bola de nieve que te ayudará a ser más libre el día de mañana."


    ¿El cuento de la lechera?


    El titular lleva a engaño: Parece que fuera ha hablar de los Bancos del Tiempo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El interés compuesto no tiene nada que ver con el cuento de la lechera, el cuento de la lechera es planear un montón de cosas sin tener nada todavía, pero si lees como funciona el interés compuesto, ves que se fundamenta en sólidas bases y va creciendo, al principio lentamente y luego más rápido.

      Un saludo
      D.M.

      Eliminar
    2. Hola!

      Quizá la expresión es un poco rara, sí. pero se atiende 100% a la idea general que quería transmitir. Se trata de comprar poco a poco la libertad, granito a granito hacernos más libres por propios meritos. No hay más secreto. Como bien dice David, el interés compuesto son números exactos. :)

      Saludos!

      Eliminar
  2. Me parece una entrada muy interesante, de la que has hablado ya varias veces, pero dándole otro enfoque distinto. ¡Enhorabuena!

    D.M.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias D.M! A veces hay que darle el toque filosófico a este arma tan potente que es el interés compuesto ;)

      Un abrazo y nos leemos!

      Eliminar