28 marzo 2013

El sacrificio de la riqueza

¿Quién es más rico, alguien que tiene un patrimonio valorado en 10 millones de euros y debe 9 o alguien que tiene un patrimonio de 1 millón y no debe nada?

Hablar sobre riqueza siempre genera controversia. Cada persona cree su propia verdad y se recrea soñando con una vida relajada apartada de todo síntoma de estrés. Hay quién afirma que con tres millones continuaría trabajando porque la inflación haría mella en algunos años. Hay quién con medio millón no volvería a programar un despertador más que para ir a jugar a pádel.

El 99% de la gente nunca tendrá la riqueza suficiente para poder dejar su trabajo, o mejor dicho, siempre tendrá ese miedo de dar el salto a la riqueza por si falla algo y luego no puede incorporarse al mercado laboral. Es habitual encontrar a grandes patrimonios llevando a cabo su vida con total normalidad sin llegar a pensar o creer en que un cambio de vida es posible. Básicamente el problema es creérselo, creer que puedes llegar. Es difícil pero no es imposible. Siempre el miedo.

El sacrificio es la clave


Toda acción tiene su consecuencia. El que quiere ser médico sabe que pasará diez años estudiando sin parar durante interminables jornadas. El que quiere ser atleta pasará los mejores años de su vida entrenando y haciendo vida espartana. ¿Y el que quiere ser rico? Siempre he opinado que ser rico es una elección personal de cada uno. Todos empezamos desde cero y cada uno decide el camino que quiere o que le parece mejor.

El que quiere ser rico sabe que tiene que pensar diferente, al revés. Normalmente la gente prefiere tener una gratificación inmediata y posponer una futura, entiéndase como vivir adquiriendo todo tipo de cosas que le produzcan placer. Una persona que se mentaliza para la riqueza es la que sabe que ahora tendrá que sacrificarse pero que obtendrá su fruto en un futuro. Se llena de paciencia y buenos hábitos y vive una vida frugal , que aunque no le falta de nada, elimina lo superfluo e innecesario. Ama el minimalismo y la simplicidad.

zen-way
                                                 Fuente | corentt

Ni todo es tan blanco ni todo es tan negro. Cada uno toma su decisión atendiéndose a las consecuencias, siempre las hay. Si fuera fácil todo el mundo lo haría.

No todo es dinero


El dinero es un medio para un fin. No hay que darle más importancia de la que merece. De hecho, una parte importante del objetivo no trata sobre dinero sino sobre hacer algo que hace poca gente, algo “prohibido”, dejar huella, crear un legado. 

El miedo no te deja parar 


Cuando se hace un plan a largo plazo normalmente por el camino van cambiando cosas, añades de nuevas, quitas de viejas, replanteas… y cuando llegas te das cuenta de que es totalmente diferente de lo que te habías planteado en un principio. ¿Cuándo sabes si has llegado? Puede que lo que te habías propuesto no te parezca lo suficiente, puede que ya que llevas carrerilla quieras seguir por el puro placer de la avaricia, puede… tantas cosas que mejor ir paso a paso, marcando pequeñas metas, pequeños objetivos y dándose un azucarillo una vez alcanzado.

Rico en tiempo y dinero. Poder hacer lo que ya haces pero sin tener una obligación de “ganar” ese dinero que necesitas. Dicen que no es más rico el que más tiene sino el que menos necesita. Yo añadiría que es más rico el que tiene poco pero no debe nada que el que tiene mucho y debe gran parte o sencillamente no tiene liquidez. El único patrimonio valido es el que se puede gastar e invertir.

El más rico es aquel cuyos placeres son los más baratos

Henry David Thoreau (1817-1862) Escritor y poeta.

Si te ha gustado este post y te gustaría recibir más automáticamente en tu eMail solo debes apuntar tu dirección aquí abajo.


Recuerda que tienes que confirmar el eMail que te llegará a tu correo para activar la suscripción.

2 comentarios:

  1. Muy bueno, como siempre.

    Pero me gustaría ver alguna entrada con ejemplos para diversificar el ahorro, como alternativa a los depósitos, de renta fija.

    Bonos, cédulas hipotecarias, fondos de inversión, etc.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias. Me lo apunto. Tienes razón, ya va tocando hablar un poco que cosas prácticas.

      Voy preparando algo interesante.

      Saludos,

      Eliminar