03 noviembre 2012

Los negocios no se hacen al vender sino al comprar

Sí, el orden de la frase es correcto. En estos pequeños detalles es donde se encuentra la diferencia entre los que ganan dinero y lo que van haciendo.


El momento de vender es sumamente importante ya que hay que encontrar el “timing” justo para maximizar los beneficios. Pero si nos centramos en determinados activos o mercados el momento de comprar es vital. Todo dependerá del tipo de inversión que queramos hacer, ya que no es lo mismo comprar una renta fija para ir a vencimiento que querer comprarla con descuento sin importarnos demasiado la rentabilidad del cupón.

Te puede parecer que comprar unas obligaciones al 100% con cupón anual del 6% es un buen negocio, incluso comprarlas al 90-95%. Y si, lo es. Pero, por ejemplo, el “timing de compra es vital si decidimos acudir al canje de la participaciones preferentes que telefónica a decidido canjear al 100% (40% en acciones y 60% en obligaciones al 4,1%TAE) ya que desde el momento en que se ha decidido amortizarlas el precio empieza a subir. Concretamente con esta operación se aspira a una rentabilidad del 20% aprox. En poco tiempo. En el enlace Francisco Llinares cuenta su estrategia.

De inversión solo sabremos si ha sido buena en el momento de salir de ella. Es un error común pensar que hemos hecho un buen negocio entrando en tal sito o comprando tal activo ya que a parte de que pueden pasar muchas cosas durante el camino, hasta que no hayamos liquidado no podremos hacer los cálculos exactos de rentabilidad obtenida. En renta fija calculamos el TIR para saber que es exactamente lo que obtendremos en el momento de entrar, si es que sale todo como estaba previsto.

Por ejemplo. Hay una emisión bonos simples en el SEND de Zinkia, la que gestiona los derechos mundiales de los dibujos de Pocoyo, que paga un cupón del 9,75% anual. La emisión era a tres años y ahora queda poco más de uno ya que vencen en noviembre de 2013, cotiza a cerca del 95% con una liquidez muy baja por lo que de querer comprar quizás no sea posible a partir de cierta cantidad de dinero. Cotizan de forma estable pero de querer obtener una buena rentabilidad hay que fijarse en el precio de entrada, y este tocó mínimos en octubre al 91%. La lógica dice que a medida que se acerca a vencimiento el precio sube así que cada vez es menos atractivo entrar en estos bonos. Pero siguen siendo los que más pagan de todas las emisiones. Aunque ya sabes que a más rentabilidad más riesgo.

No es, ni mucho menos, una recomendación de compra, pero aquí os dejo un buen análisis de la marcha de la empresa, por eso de sopesar los riesgos…


Compra a buen precio y la salida no será tan importante. Compra a mal precio y la salida será un calvario.


Si te ha gustado este post y te gustaría recibir más automáticamente en tu eMail solo debes apuntar tu dirección aquí abajo.


Recuerda que tienes que confirmar el eMail que te llegará a tu correo para activar la suscripción.

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada