01 noviembre 2012

Invertir a largo o a corto según convenga. Ir a favor del mercado suba o baja.

En esta sociedad estamos acostumbrados a que solo podemos ganar si pasamos por encima de una determinada marca, límite, precio…o lo que sea. Y no siempre es así. Los que dominan el mundo ya se encargaron en su día de “inventarse” alguna forma para ganar siempre.

Invertir a largo


Nosotros hablamos sobre mercados financieros, y lo que todo el mundo conoce es comprar un activo (acción) para venderlo más caro y ganar la diferencia. Sencillo. Si compramos una acción a 12 euros y en un determinado tiempo, pongamos un mes, a pasado a valer 14 euros significa que si vendemos nos ganaremos la diferencia, dos euros. Recordad que serán 2 euros brutos ya que deberemos descontar la parte que se lleva hacienda y la que se lleva el bróker para darnos el servicio de comprar, custodiar y vender la acción.

                             Haz clic para agrandar la imagen
operacion-largo


Hasta aquí lo que ha hecho todo el mundo. La mayoría de la gente ha “invertido a largo” en algún momento de su vida, seguro que algunos de ellos sin saberlo. Por ejemplo, ¿recuerdas aquel depósito estructurado que te dijeron en el banco que era muy bueno? Si, aquel en que un 60% del capital iba al 4% fijo y el restante 40% iba referenciado a una cesta de valores del Eurostoxx50, en que si estos valores se mantenían el valor por encima de la media del último año te daban un adicional 4%. Pero que acabaste perdiendo dinero porque no mantuvieron el valor… Pues ahí, estabas “poniéndote largo” en los valores del Eurostoxx50.

Invertir a corto

Vamos al meollo de la cuestión. ¿Qué hacemos para ganar si el mercado baja? Si estás pensando en acciones normales apártalas por un momento, ya que no tienes nada que hacer si bajan. En algún momento de la historia financiera, hace mucho mucho tiempo, alguien pensó que en largas etapas en que los mercados han tocado máximos y solo tienen recorrido a la baja, era muy aburrido no poder ganar dinero si solo podían hacerlo si el mercado sube.

Por eso  se “inventaron” la opción de vender algo que no se tiene para poder comprarlo más adelante.

La explicación un poco más técnica es la siguiente: Para vender acciones, o un activo, que no se tiene primero se piden prestadas (los brókers hacen esta función) al precio de hoy, esto es lo que se entiende por corto, entrar vendiendo porque alguien que ya tiene las acciones compradas te las presta para que tu hagas tus negocios (para entendernos). Existe un contrato de por medio en que nos obliga a comprarlas, cuando queramos, pero a comprarlas. Por eso se le llama “contrato de futuros”. (Aunque esta operativa se puede hacer con más productos que no sean futuros).

                             Haz clic para agrandar la imagen
operación-corto


Si en el espacio temporal que sea nuestra inversión baja nosotros ganaremos la diferencia entre el precio que hemos vendido y el que hemos comprado. Por ejemplo, si al entrar a mercado vendiendo, con las acciones prestadas, estas estaban a 23 euros cada una y en dos semanas vemos que están a 17, tenemos la opción de comprarlas y ganar la diferencia entre 23 y 17, 6 euros de ganancia para nosotros.

Por el contrario, si las acciones suben a 28, perderemos 5 euros.

El bróker, que es el que te permite hacer este tipo de operativa, se gana el “spread” o simplemente un tanto fijo por comprar y vender (pero esto para otro post).

EL mercado de acciones normal, el que conoce todo el mundo, también se llama de “contado” porque si inviertes 1000 y sube un 5%, ganas 50 euros, ni más ni menos.

invertir-poco-dineroLos mercados a baja o invertir cortos funcionan con apalancamiento, por lo que, generalmente, van dedicados a un público algo más experimentado y que lo entienda bien. Para entendernos rápido y que no tengáis que buscar que es el apalancamiento. Con productos derivados, que son los que te permiten ponerte corto, puedes acceder a una inversión relativamente cuantiosa con poco dinero. Por ejemplo, en CFd’S y en el mercado DAX30 alemán puedes, con solo 18 euros, acceder a una inversión de 7200 y con 2500 euros acceder a una de 1 millón. Esto significa que los beneficios o pérdidas se calculan sobre a lo que has accedido, en este caso a 7200 o 1.000.000 de euros, pero que tendrán efecto sobre a lo que en realidad tenemos.


invertir-un-millónEjemplo: Para acceder a una inversión “larga” (en corta es lo mismo) de 7200 euros el bróker nos pide como garantía solo 18 €, si en los siguientes 20 minutos la cotización del activo sube un perfectamente factible 3% ganaremos la 216 euros, es decir, los 7200 serán ahora 7416 y si queremos podremos vender ganando la diferencia entre 7416 y 7200. 216 euros para nosotros. ¿Que ha pasado? Que con solo 18 euros hemos ganado 216, un 1200% de ganancia.

Por el contrario, si la operación no nos sale bien y baja un 3%, perderemos 216 euros, con lo que no tan solo habremos perdido el 100% de lo “invertido” sino que nos restara de la cuenta 198 euros adicionales.


Haz cálculos de lo que se podría ganar con invertir solo 2500 euros, pero también de lo que podrías perder.


Si te ha gustado este post y te gustaría recibir más automáticamente en tu eMail solo debes apuntar tu dirección aquí abajo.


Recuerda que tienes que confirmar el eMail que te llegará a tu correo para activar la suscripción.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada