24 octubre 2012

¿Que es un GAP en análisis técnico?

Todos los días vemos “gaps” en los gráficos bursátiles. Seguro que un día te fijaste que el Ibex cerró a tantos puntos y a la mañana siguiente, al abrir, no abre desde dónde cerró el día anterior, sino que hace un pequeño, o gran, salto arriba o abajo.


Esto es un gap, concretamente de apertura, y pasa cuando hay una fuerza en el movimiento que no tiene contrapartida, es decir, si por algún rumor o noticia el precio tira con fuerza en alguno de los dos sentidos puede no encontrar suficientes ordenes contrarias para contrarrestar esa fuerza, y es cuando hay un salto en la cotización, una parte del gráfico que no queda grabada por la línea de tendencia.
Así que entre sesiones es muy fácil distinguir los gaps, ya que prácticamente cada día salen noticias o rumores con los mercados cerrados y que afectan directamente a la cotización.

En el gráfico de la imagen inferior podemos apreciar cómo los gaps marcados coinciden con la apertura de mercado. En el primer gap marcado a la izquierda, el más grande del gráfico, podemos ver como desde el cierre de mercado hasta la apertura la mañana siguiente hay 50 puntos de diferencia, una cifra nada despreciable ya que en aquel momento supuso una bajada directa del 0,64% en el Ibex 35.

gap
                             Fuente | Yahoo! Finance


Hay una tendencia o costumbre, o llámese como se quiera, a que los gaps abiertos se acaban cerrando, lo que significa que si abrimos con un gap de apertura alcista la cotización acabará bajando, en la misma jornada o no, por debajo de ese gap. Eso sucede la mayoría de las veces pero no nos podemos fiar ya que un gap en un momento clave también puede suponer una rotura de tendencia y el inicio de un cambio a largo plazo.


Hay 3 tipos diferentes de gaps:

Gap de ruptura: ocurren normalmente en soportes y resistencias y marcan el inicio de una nueva tendencia, suelen ir acompañados de un buen volumen de negociación y acostumbran a ser claras señales de compra.

Gap de continuación: Suelen ocurrir dentro de la misma tendencia y son señales de fortaleza de esa misma tendencia. Si no se acercan a ningún soporte o resistencia se entiende que la continuidad del movimiento (tendencia) sigue fuerte.

Gap de agotamiento: Como todo final de una tendencia, al a cercarse a puntos clave del grafico atendiéndonos al análisis técnico, los gaps no tienen suficiente fuerza como para dar señales de compra y el agotamiento es preludio de un posible cambio en la dirección de la cotización.

Por si solos, los gaps no tienen suficiente confirmación para darnos seguridad a la hora de entrar a mercado, pero van bien para confirmar estrategias junto a otras figuras chartistas o ayudándose con indicadores.

Una sencilla pero arriesgada estrategia de especulación es la de justo en el momento de cierre de mercado entrar con algún contrato de futuro o CFD, ya sea largo o corto, y esperar a la apertura del día siguiente a ver si hemos acertado. Dicho así parece un juego de casino pero no lo es, este es el concepto y luego hay que analizar con más detalle el porque se hace una cosa u otra.

La precaución máxima de esta estrategia es situar un “stop loss” ajustado ya que si no acertamos las perdidas podrían ser abultadas, pero por el contra, si hemos dado en el clavo la posibilidad de sacar una abultada recompensa es grande.


Si te ha gustado este post y te gustaría recibir más automáticamente en tu eMail solo debes apuntar tu dirección aquí abajo.


Recuerda que tienes que confirmar el eMail que te llegará a tu correo para activar la suscripción.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada