03 octubre 2012

El banco malo y como puede repercutir en el mercado inmobiliario

No hay noticia en que no se haga alusión al “banco malo” que está preparando el gobierno. Supongo que este nombre no se lo han puesto desde arriba y que ha sido fruto de los medios y de no saber como llamarle, no me imagino a los americanos hablando sobre un “Bad Bank”.


Le llaman banco pero realmente no lo es. Es una institución que se encargará de gestionar todos los “activos tóxicos” que acumulan los “bancos bueno”, entendemos por activos tóxicos los inmuebles que no se venden y los prestamos que no se cobran.

Por supuesto han puesto unos límites, y es que esta institución no acepta inmuebles con un valor inferior a 100.000 euros ni préstamos de menos de 250.000, con una clara apuesta a sacarle una rentabilidad en el futuro. Se han marcado un horizonte de 15 años para dejar el panorama saneado.

Pueden pasar dos cosas. Que el banco malo quiera vender los pisos a precios de ganga para quitárselos de encima como sea, cosa que haría que fuera un banco deficitario y que además el precio de la vivienda en España bajara considerablemente, o que intente contener los precios para en un futuro entrar en superávit y convertirse en la mayor inmobiliaria de este país y encima rentable.

banco-malo


Se especula que si se opta por la primera opción el precio de la vivienda podría bajar entre un 40% y un 70%. Como esto sea así más de uno estará media vida tirándose de los pelos al ver como el piso que compro en 2006 a precio de oro ahora lo ofrecen por tres veces menos.

Dicho banco malo empezará a recibir los “activos tóxicos” el primero de diciembre y los primeros que harán el traspaso son los bancos nacionalizados: Bankia, CatalunyaBank, Novagalicia Banco y Banco de Valencia.

A estas alturas, que la oposición pida que este saneamiento no cueste dinero a los ciudadanos es meramente un chiste y hasta ellos lo saben, pero hay que hacer partido.

Se estima que el valor total de los activos tóxicos (inmuebles, solares, préstamos de dudoso cobro…) asciende entre 180 mil millones de euros y 300 mil millones, hay mucha diferencia entre las dos cifras pero es que una es la que nos dice el gobierno y la otra la avalan estudios independientes.

A modo de conclusión. Probablemente el banco malo tenga pérdidas ya que para ser competitivo tendrá que vender a precio de derribo y eso es aproximadamente restarle un 30% a los precios de hoy en día. 

Si deciden vender rápido deberán vender a bajo precio lo que va a perjudicar a los bancos sanos que venden inmuebles a precios de mercado y si se los quedan en cartera esperando a que se vendan solo los perjudicados seremos los ciudadanos ya que pagaremos el coste de dicha cartera a base de impuestos.

Ah. Y que a nadie se le ocurra preguntar por ahí como se abre una cuenta en el banco malo.


Si te ha gustado este post y te gustaría recibir más automáticamente en tu eMail solo debes apuntar tu dirección aquí abajo.


Recuerda que tienes que confirmar el eMail que te llegará a tu correo para activar la suscripción.

4 comentarios :

  1. Hay que razonar con sentido común:

    1. En España sobran viviendas, sobran muchísimas viviendas.

    2. Hay una necesidad de alojamiento no cubierta porque no se puede pagar con los precios actuales.

    3. El principal gasto de un trabajador español es la vivienda.

    Es de puro sentido común que lo mejor para la economía española es que los precios de la vivienda se hundan.

    Las pérdidas de los bancos se deberían trasladar a sus accionistas y entregar el control de los bancos a los acreedores pero como no hay cojones para hacerlo toca socializar pérdidas. Este escenario de cubrir pérdidas mediante dinero público puede ser asumible si con ello se logra una reactivación de la actividad económica.

    Si el banco "malo" actúa de nevera para impedir el ajuste de precios veremos un absoluto caos económico. Por un lado estaremos pagando las pérdidas con dinero público y además no lograremos una reactivación de la actividad económica. Estaríamos ante el peor escenario posible.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola,

      Es todo un efecto dominó. No es que sobren viviendas, es que las personas que tienen que llenarlas no tienen trabajo para pagarlas y así se hace el círculo. Se calcula que en este país hay 3 millones de viviendas vacías, que quedarían llenas de no estar todo tan deteriorado.

      respecto al punto 3, si, es de sentido común pero cuidiado, hundir precios puede pasar factura a muchas empresas y bancos a la hora de hacer balance.

      Es complejo.

      Gracias por tu argumentación.

      Saludos.

      Eliminar
  2. Me encanta el libre mercado. Cuando favorece a los poderosos, hay que ser competitivo, poner pocas restricciones reglamentarias y dejar que la mano invisible "lo arregle todo"
    Cuando van mal dadas, hay que crear un banco estatal (toma ya!) que absorba toda la ponzoña del libre mercado y encima distorsione los precios y lo que es mas grave que nos cueste dinero a los contribuyentes. Oiga, pues para eso mejor el comunismo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ángel, piensa que el capitalismo y la democracia es una dictadura camuflada. Hay que mantener a la gente controlada y de vez en cuando darle pequeños "caramelos" para que no se revelen. El que mueve el dinero tiene el poder!

      Eliminar