20 abril 2012

Nunca creas a un analista financiero: El mono que los dejó en ridículo.

Los asiduos a leer prensa económica, blogs varios, escuchar radio…  seguro que estarán de acuerdo en que el oficio de analista bursátil o financiero es una de las profesiones más inexactas que hay.

Quién en pleno 2012 aún siga creyendo y buscando su asesoramiento a la hora de invertir su dinero le recomiendo que deje de hacerlo y empiece a estudiar cómo funciona el mundo del dinero de verdad.

Porque te vas a fiar de la palabra de un analista, que aunque te enseñe sus títulos de análisis técnico, su CIIA o lo que sea, seguro que no pone su dinero dónde a ti si te recomienda ponerlo.

No digo que entre la muchedumbre haya alguno que despunte, pero cosa rara.

He conocido a gente realmente indignada con los grandes bufetes de asesores financieros porque han confiado gran parte de sus ahorros a unos profesionales que quieren hacer de tarotistas y predecir el futuro. Y no se puede. Solo tenemos que hacernos la pregunta de que si realmente fueran capaces de ganar dinero con sus predicciones no estarían dándote asesoramiento a ti contratados por una gestora y con una nómina mensual sino que estarían en su casa ganando dinero para ellos. Y de estos últimos hay muy pocos.

Hace unos años salió a la luz un curioso experimento basado en las teorías del libro Un paseo aleatorio por Wall Street (1973) de Burton Gordon Malkiel en que cuestionaba a los analistas bursátiles de su fiabilidad.

mono-tirando-dardo


Años después el periódico The Wall Street Jounal llevó a la práctica el experimento y utilizando a un mono con los ojos vendados le hicieron lanzar dardos a una diana en la que había la hoja de las cotizaciones bursátiles del mismo periódico. Así, de una forma tan “aleatoria” se pudo demostrar que la cartera de acciones del mono consiguió mejores resultados que el 85% de las gestoras de fondos de Estados Unidos y batió a los principales índices bursátiles del país.

El experimento lo repitieron durante 14 años seguidos y a la larga los analistas acabaron venciendo al mono, pero desde mi punto de vista si el mono tuvo suerte al principio los analistas pudieron tenerla al final.

Con este rocambolesco ejemplo queremos demostrar que nadie es mejor para manejar tu dinero que tú mismo y con paciencia, un poco de estudio y observación conseguir rentabilidades interesantes no es difícil.
Para perder tu dinero mejor que lo pierdas tomando tus propias decisiones a que se lo entregues a alguien que solo esté pensando en ganar su comisión y no haga lo que más te convenga para que “tú” ganes dinero.


Si has llegado hasta aquí y estás de acuerdo con lo leído quizás te interesará leer sobre cómo puedes empezar a “mover” tu propio dinero.



Si te ha gustado este post y te gustaría recibir más automáticamente en tu eMail solo debes apuntar tu dirección aquí abajo.


Recuerda que tienes que confirmar el eMail que te llegará a tu correo para activar la suscripción.

6 comentarios :

  1. Pierde credibilidad las faltas ortográficas (separa las palabras)

    ResponderEliminar
  2. x o y, pero siempre con la obsesión de alcanzar mayores rentabilidades, es este afán codicioso el que aprovechan para estafarte quienes en los mercados de valores cuentan con una posición privilegiada.

    Como ciudadano (analista financiero) mi consejo es que no entreís en inversiones, asesorados o no, en las que no tengaís capacidad de decisión ni información de primera mano.
    Más rentable será invertir en formación, salud, innovación y garantía de suministros como pueda ser un huerto, una bicicleta o un libro.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu punto de vista. Con lo que se oye de que el dinero fiat tiende a desaparecer no es mala idea lo que propones... invertir en lo que se entienda y sobretodo que sea "limpio".

      saludos,

      Eliminar
  3. Basura total este articulo

    ResponderEliminar
  4. Deténgase a analizar algunas cosas. Las personas que buscan asesores es porque piensan que no tienen los suficientes conocimientos o experiencia en el area como para atraverse a invertir, de la misma forma que usted acude al medico cuando se siente enfermo y requiere un tratamiento. Si se trata de improvisar entonces a lo que usted hace referencia, entonces todos podríamos aprender poco a poco sacrificando nuestro propio dinero hasta cuando logremos alcanzar suficiente conocimiento y experiencia para reducir al máximo nuestras perdidas. Hay que entender que los asesores financieros no son oráculos, ellos con su conocimiento y experiencia en el área intentaran reducir al máximo sus perdidas y aumentar al máximo sus ganancias, es así señor como se debe entender el oficio de estos señores.

    ResponderEliminar