11 abril 2012

El principio de Pareto. La regla del 80/20

Quizás no conozcáis esta famosa regla pero en cuánto leáis un poco veréis que os es muy familiar y la habréis visto muchas veces.

Se puede aplicar en un montón de campos y situaciones pero nosotros lo vamos a aplicar al que más nos interesa, el mundo del dinero.

Originalmente el Principio de Pareto surgió en el renacimiento cuándo Pareto dijo que el 80 % de la riqueza mundial la poseía solo el 20% de la población. Cosa realmente muy cierta.

En el camino hacia un objetivo es muy habitual encontrarse esta regla y es solo tiempo después, con una visión más objetiva, cuándo se aprecia.

principio-pareto-regla-80/20


La regla dice algo así como que el 80% de la población posee el 20% del total de algo y el 20% de la población posee el 80% restante.

En inversiones es muy parecido ya que probablemente una estrategia complicada en que tengamos que estar al minuto con todas las noticias, comparando montones de acciones y aprendiendo un sinfín de indicadores técnicos nos consumirá el 80% del tiempo y quizás no acabe resultando cómo uno se imaginaba.

Hay que buscar la sencillez y la simplicidad. No complicarse con rocambolescas cosas. Centrarse, leer y entender y si nos supone un esfuerzo que nos hace perder el sueño es que quizás no sea tan bueno. 

Normalmente tendemos a pensar que cómo más complicada es una cosas mejores resultados nos va a reportar y nada más alejado de la realidad.

Muchas veces el verdadero dinero se encuentra delante de ti en una inversión que ni siquiera te habías planteado por sencilla Y otras veces piensas con prisas y a lo loco que por no entrar en tal sitio porque fulanito lo hace y le va muy bien estás perdiendo el tren. Y lo bueno del mundo de las inversiones es que la “estación de tren” es circular y el tren que has perdido siempre acaba volviendo y pasando por el mismo sitio.

Las prisas no son buenas compañeras y en el mundo del dinero menos. Hay que ir con mucho cuidado porque las mejores mentes se van a enfrentar a ti y están sedientas de dinero fresco, no dejes que se alimenten del tuyo.

Esto último vale tanto para la bolsa, el trading y hasta al abrir un depósito bancario dónde el comercial de banca, encima, quiere cobrarte comisiones.

El 20% de la empresa dónde trabajas gana lo que produce el 80%.

El 20% de los clientes de un banco son los que tienen dinero de verdad, el resto solo minucias en comparación.


Este 20% dominante siempre va a existir. Tú tienes que decidir dónde quieres estar. ¿En el 20 que domina o en el 80 que es dominado?


Si te ha gustado este post y te gustaría recibir más automáticamente en tu eMail solo debes apuntar tu dirección aquí abajo.


Recuerda que tienes que confirmar el eMail que te llegará a tu correo para activar la suscripción.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada