19 marzo 2012

El triangulo de inversión y las diferentes formas de ganar dinero

Hay muchas formas diferentes de ganar dinero en Bolsa. Y por supuesto que no hay un secreto o el santo grial que nos haga ganar grandes cantidades de dinero siempre.

Normalmente la gente quiere una inversión liquida, rentable y sin riesgo, y esto no existe. Hay que atenerse al triangulo de inversión para saber qué es lo que hacemos.

Una posibilidad de alta rentabilidad inquiere en un elevado riesgo y/o una pérdida de liquidez. ¿Qué significa esto? Muy fácil, no se puede ganar mucho si no estás dispuesto a perder mucho de la misma forma que hay determinado vehículos de inversión que requieren de una pérdida total de liquidez.

Vamos a poner ejemplos. La compra de una vivienda para invertir supone una pérdida de liquidez muy importante porque hay que comprar la vivienda o como mínimo una parte de ella y luego no se puede vender de golpe o en dos días, hay que hacer un largo proceso que puede llevar meses o en el mejor de los casos semanas. El riesgo es elevado si se hace mediante una hipoteca y bajo si se paga al contado, y la rentabilidad por regla general será baja tirando a media como mucho. Lo que no significa que ganemos poco ya que una revalorización del 10% en un activo de un valor total de 300.000€ significan 30.000€. Pero ganar “solo” 30.000 después de haber arriesgado una suma tan elevado es bastante poco.
triangulo-de-inversion

Otro sería la inversión en mercados financieros. En el mercado de futuros o el de divisas con  una cantidad pequeña de dinero puedes acceder a inversiones muy potentes. Se llama apalancamiento y puede ser un arma para ganar mucho pero también para perder mucho.

La podríamos catalogar como una inversión líquida ya que una vez entras a mercado puedes salir en cuestión de segundos. Tiene un elevado grado de rentabilidad y a su vez el riesgo es en la mayoría de veces muy elevado también, y más si no se sabe o se conocen a la perfección las reglas del mercado.

Para ser más concisos. Con tan solo 200$ podemos comprar activos por valor de 20.000$ tranquilamente, lo que nos viene a decir que si el mercado va a nuestro favor podemos sacar una suma importante de dinero pero que si va en contra podemos perder más de lo invertido.

La Bolsa, la que conocemos todos, es liquida también y con una rentabilidad media y el riesgo moderado. En la Bolsa no podemos apalancarnos sino que hacemos operaciones de contado. Si una acción vale 10$ y tienes 1000$ comprarás 100 acciones y punto. El precio de la acción se moverá cada día y tú acciones valdrán más o menos pero no podrás perder más de lo que tienes y para ganar grandes sumas de dinero tendrás que esperar un pelotazo o dejar el dinero inmovilizado durante décadas.

También puedes tener una idea brillante y venderla, o cobrar royalties. En este caso tiene un riesgo muy bajo o prácticamente nada, no hay que invertir dinero y la rentabilidad puede ser bastante alta si la idea se lleva a buen puerto.

Pero puedes transformar tu buena idea en una empresa y vender el producto o servicio. Suponiendo una inversión en capital más elevada por la posible adquisición de oficina, local o la misma fabricación del producto si es a lo que deriva tu idea.

Ahora cuándo vayas a invertir tu dinero como mínimo ya sabrás en que parte del triangulo de inversión se encuentra y quizás te ayude a determinar si es lo más conveniente o no.


Si te ha gustado este post y te gustaría recibir más automáticamente en tu eMail solo debes apuntar tu dirección aquí abajo.


Recuerda que tienes que confirmar el eMail que te llegará a tu correo para activar la suscripción.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada