24 marzo 2012

Depósito bancario. ¿Sabes cómo funciona?

A la hora de contratar un depósito bancario hay que fijarse en varias cosas y aunque parezca que es la inversión más sencilla que hay, que no lo es y al final del post os diré cual si lo es, nos tenemos que fijar en las características del producto que contratamos, más que nada para que nos den gato por liebre y al final nos llevemos un susto y un buen cabreo.

Antes de todo. Un depósito bancario, plazo fijo o imposición a plazo fijo es lo mismo. Tú le dejas un dinero al banco para que haga sus cosas y él a cambio te da un interés cómo compensación. Tiene una duración determinada fijada por contrato y la remuneración es fija, es decir, que antes de entrar ya sabrás lo que vas a ganar. También están garantizados por el estado (FGD) 100.000 euros por entidad y persona en caso de quiebra del banco.

Este interés marcado se rige principalmente por el Euribor (tipo de interés al que se prestan dinero, entre ellas las, entidades) pero con todo el tema de la crisis la falta de liquidez de las entidades han tenido que olvidar los bajos tipos de interés impuestos por el banco central europeo (BCE) y hacer agresivas campañas para los clientes particulares con un interés más elevado.
deposito-bancario-plazo-fijo

Mientras los tipos de interés oficiales están en el 1% los bancos están remunerando el pasivo hasta con un 4,6% TAE y sin ningún tipo de vinculación por parte del cliente.

Vamos a explicar con palabras más entendibles lo que significa la frase anterior. EL banco central europeo fija en el 1% el interés al que presta él dinero a los bancos, es decir, que cuando decide abrir una ventana de liquidez para que los bancos que lo necesiten acudan a él para refinanciarse pues solo les cobra el 1% TAE, que es muy poco.

Pero como no siempre hay ventanas de liquidez las entidades bancarias tienen que ingéniaselas para conseguir más dinero y es aquí dónde empieza la competencia para conseguir el dinero de los ciudadanos de a pie.

Está claro que hay mucha gente que preferirá no ganar un poco más a tener que cambiar de banco pero hay mucha gente y con dinero de verdad que si que está dispuesta a moverse para ganar más.

Por lo tanto el que más interés esté dispuesto a ofrecer, en teoría, es el que tiene más números de conseguir una financiación mayor. (Aunque influyen otros factores cómo el país de procedencia de la entidad, rating de calificación y hasta si te cae cerca de casa o si se te da bien gestionar por internet).

Una vez tenemos claro porque hay depósitos bancarios vamos a explicar que suelen ofrecer las entidades y en que vamos a fijarnos.

Hay varios tipos de depósitos pero desde ya decimos que sólo nos interesan los depósitos puros  y duros, sin vinculaciones adicionales, n i tarjetas, ni seguros ni nóminas ni nada.

Al ser una inversión de bajo riesgo, y apta para todos los perfiles de inversores, podemos ver que en el triangulo de inversión ocuparía un sito muy relajado siendo una inversión liquida, de poco riesgo y consecuentemente poco rentable.

Invirtiendo de este modo no vamos a hacernos ricos pero cómo mínimo no vamos a perder dinero, y digo perder porque si ahora mismo vas a un montón de entidades y te ofrecen un interés inferior al 3% ya entras perdiendo. Así de claro.

Si lo que ganas por una banda se lo come la inflación por otra más vale que cojas tu dinero y lo gastes porque cómo mínimo te va a dar placer.

También hay que fijarse en si la cuenta asociada dónde recibiremos los intereses está exenta de comisiones o nos van a cobrar entre 6 y 20 euros al año. Cosa que aún resta más la poca rentabilidad que nos ofrecen.

Ahora ya están escarmentados y no lo hacen pero hay que ir con cuidado con que no nos den algún tipo de producto que luego cueste de vender o recuperar el dinero, podéis leereste artículo sobre participaciones preferentes para profundizar más sobre el tema.

Recuerda que el banco está para servirte. No es tu amigo, y si no cumple sus promesas o no te trata cómo te mereces hay decenas de ellos repartidos por lo largo y ancho de la geografía.

A modo de conclusión final y resumen decimos que todo el que tiene “algo” de dinero debería intentar sacarle algo de rentabilidad para no perder poder adquisitivo e intentar, como mínimo, sacarle algo “extra”. Que no te cobren comisiones por nada ya que recuerda que eres tu quien le hace un favor al banco dejándole dinero y no el a ti dándote intereses.

 Por último lee siempre la letra pequeña para no llevarte sobresaltos.


Por cierto, la inversión más sencilla que hay es tener el dinero en casa. Por contra es la menos rentable de todas pero a fin de cuentas es una inversión al 0% TAE.


Espero que con esta aclaratoria no tengas dudas a la hora de ir al banco a hacer “algunas inversiones” y si las tienes no dudes en contactarme.


Si te ha gustado este post y te gustaría recibir más automáticamente en tu eMail solo debes apuntar tu dirección aquí abajo.


Recuerda que tienes que confirmar el eMail que te llegará a tu correo para activar la suscripción.

4 comentarios:

  1. No conocía este blog y me ha parecido muy interesante. Desde hace tiempo tenía pensado buscar un depósito para poner mis ahorros pero realmente no sabía del todo bien cómo funcionaba. ¡Gracias!

    Olga

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aquí estamos para resolver tus dudas. Un saludo y gracias!

      Eliminar
  2. Buenas.

    Un blog muy interesante.

    Respecto a los depósitos, dando por sentado que, a la hora de contratarlos, no vamos a aceptar que nos emtan tarjetas de crédito o seguros o cualquier otro producto...¿en que nos deberiamos fijar? ¿que "letra pequeña" es la que puede fastidiarnos?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola muchas gracias.
      Tienes que fijarte en en la penalización por cancelación anticipada. Que no sea muy fuerte. Siempre sobre los intereses, el capital no se toca nunca a priori.
      A parte de esto fíjate que el interés siempre sea TAE.
      No tiene mas secreto, que no tenga comisiones la cuenta y que no tengas que contratar nada adicional, Deposito puro y duro.

      Saludos.

      Eliminar