25 febrero 2012

Fiscalidad Internacional de las multinacionales

No es ningún secreto que las empresas intentan pagar los mínimos impuestos al fisco. Generalmente  si no es haciendo triquiñuelas, la mayoría de veces ilegales, las empresas pequeñas no pueden hacer según que cosas que sus hermanas mayores, las multinacionales, si que hacen. 

No es nada ilegal, hay una gran diferencia entre eludir y evadir. Evadir es delito y aquí no hay discusión posible, todos deberíamos ser iguales ante la ley (aunque ya sabemos que en la realidad no es así), por otro lado eludir no es ilegal, es aprovechar los vacíos legales que hay entre las legislaciones de los diferentes países del mundo, comúnmente llamado “fiscalidad internacional” o “ingeniería financiera”.



Puedes comprar el libro directamente en Amazon pinchando en la imagen de arriba



El caso es que he leído un libro muy interesante,  Desnudando a Google. El autor, AlejandroSuárez Sánchez-Ocaña, aparte de contarnos las mil curiosidades que no sabíamos sobre Google nos explica que hace las gran empresa para pagar menos impuestos y obtener unos mayores, y bestiales, beneficios. 


Resulta que nuestra empresa preferida, Google ha hecho cosas muy grandes para este mundo, tiene su matriz en Estados unidos, desde allí coordina lo que pasa alrededor del planeta, y en Europa tiene su sede en Irlanda, concretamente en Dublín,  que es desde dónde facturan todo lo que hacen en Europa, África y Asia. Entre los motivos aparentes que hacen pensar que Irlanda es un buen sitio están la moneda común (Euro) y el idioma internacional (Inglés), pero hay otro que es el de mayor peso y se trata de la fiscalidad que ofrece Irlanda a las empresas que establecen su sede en el país. Es una práctica que se remonta a los años 50 y que permite pagar solo el 12’5% sobre los beneficios generados, recordando que en España se llega al 30% y en ningún país baja del 20%. Irlanda no es un paraíso fiscal, es mas bien un oasis es medio del desierto financiero Europeo.

Una vez llegados hasta aquí porque conformarse pagando un 12’5% si utilizando la antes mencionada fiscalidad internacional pueden enviar el dinero a una sociedad que tienen en los Países Bajos, sin empleados y comúnmente conocido como sociedad pantalla, que gracias a una de las leyes Irlandesas exime a tributar mas de 1% sobre beneficios. Y decimos que es una sociedad pantalla porque desde los Países Bajos el dinero es transferido a cuentas que tiene Google en las Islas Bermudas dónde si no retira el dinero depositado no tiene obligación de pagar impuestos. 

La táctica en cuestión se llama el doble Irish y el Sándwich Holandés  y ha permitido a Google tributar solo al 1% de sus beneficios en el viejo continente.

Quizá te parezca poco ético, que lo es, pero es una practica habitual de todas, absolutamente todas las multinacionales.

Si el artículo te ha parecido interesante siempre puedes comprar el libro y profundizar sobre este y muchos otros temas.


Si te ha gustado este post y te gustaría recibir más automáticamente en tu eMail solo debes apuntar tu dirección aquí abajo.


Recuerda que tienes que confirmar el eMail que te llegará a tu correo para activar la suscripción.

3 comentarios:

  1. Está muy bien explicado, si es legal jurídicamente en algunos países, lo malo es la doble moral y lo manipulable que está hecho todo para que las grandes empresas con medios puedan aprovecharlo. En cambio deja tú de pagar un impuesto como el de la basura, que te perseguirán hasta la muerte... en fin

    felicidades por el blog

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La ley del mas fuerte que dicen... que se le va a hacer, aprender cada día un poco más las reglas de este juego para intentar ganar alguna vez ;)

      Muchas gracias y nos leemos!

      Eliminar
  2. bueos días, soy un nuevo seguidor de tu blog desde hace unos meses.
    permítieme que, referente a éste tema de fiscalidad, te recomiende un libro de muy fácil lectura y que a mí me pareció muy aleccionador.
    "El club de los pringaos" de Daniel Montero


    ResponderEliminar